thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 10 de marzo de 2013
  • • 18:10
  • • Estadio Monumental Antonio Vespucio Liberti, Capital Federal, Ciudad de Buenos Aires
  • Árbitro: D. Abal
2
F
1

El Cielo por asalto

River le ganó 2 a 1 a Colón y hasta que juegue Lanús es el único puntero del Torneo Final. Colón se hunde en el fondo de la tabla.

Otra vez arriba y por el momento en soledad. Así quedó River luego de superar con bastante claridad a Colón de Santa Fe, aunque nuevamente mostró su preocupante irregularidad a la hora de ser uniformemente el dominador del partido.

Tras el primer tiempo se fue al descanso en ventaja luego de una buena tarea colectiva, sobre todo del mediocampo hacia adelante. A partir de la buena marca Leonardo Ponzio y Leonel Vangioni tenían tiempo para pensar y ayudar en la creación. Vangioni en particular preocupó mucho al fondo de Colón con sus desbordes. Debe decirse de todos modos que Colón no apareció abúlico en la cancha. El Sabalero también intentó atacar y por momentos preocupó al Millonario con pelotazos cruzados que podrían a haber sido gol de no ser por la falta de puntería de los delanteros y la solvencia de Barovero. Tras el primer gol (un remate de Trezeguet que aprovechó el rebote de Diego Pozo en un córner), la visita apretó bastante al local. Adrián Bastía de cabeza y Facundo Curuchet con un remate de media distancia hicieron revolotear algún fantasma. Pero el planteo de River, esperar de contra y lastimar, dio buenos frutos. A los treinta y tres minutos Carlos Sánchez ganó una pelota en el medio, tocó para Mora y este cedió para Ponzio que entrando al área grande definió cruzado ante la salida de Pozo. Esta vez Colón acusó el golpe y no pudo rehacerse con lo cual el primer tiempo se agotó sin sobresaltos para el vencedor parcial.



Los primeros minutos del segundo tiempo fueron parecidos a los últimos del primero. El cuadro rojiblanco no apuraba más de lo necesario y le cedía la iniciativa a su adversario, que sí o sí tenía que exponerse. La táctica fue por momentos riesgosa en la medida que River podía quedar parado demasiado cerca de su arco, pero Colón no logró inquietarlo demasiado. Además, a diferencia de la semana pasada los millonarios no sufrieron una presión como la que ejerció el mediocampo de San Lorenzo. Sin embargo cuando faltaban quince minutos llegó el descuento de Colón. Gigliotti aprovechó un rebote que dio Barovero en una nueva incursión sabalera al área y le puso incertidumbre al resultado. Ramón Díaz (instruyendo desde el palco a su hijo Emiliano) reaccionó rápido y mandó al Chino Carlos Luna a la cancha para tener un delantero fresco de refuerzo para el tramo final del cotejo. También entró Juan Iturbe que aportó presión y velocidad en el ataque, y River mostró que el cachetazo había hecho efecto, puesto que recuperó el control del partido en líneas generales, aunque todavía se vio complicado por los envíos largos que hacía la línea de volantes visitante. De todas formas una vez más la buena estrella del River modelo 2013 volvió a brillar, ya que Colón no consiguió arruinarle la fiesta.

Mientras River festeja, Colón mira al porvenir con creciente preocupación.

Artículos relacionados