thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 26 de enero de 2013
  • • 16:00
  • • Estadio de la Romareda, Zaragoza
  • Árbitro: Pedro Jesús Pérez Montero
  • • Espectadores: 18000
0
F
0

Zaragoza y Espanyol no se hacen daño

Zaragoza y Espanyol no se hacen daño

Javier Aguirre, Espanyol

Dos tarjetas rojas, varios lesionados, inoperante juego ofensivo y entradas violentas ha sido el menú elegido por ambos equipos para este sábado

La atención estaba en los banquillos. La vuelta de Javier Aguirre a una de sus casas y el cumpleaños de Manolo Jiménez convertían a los técnicos en protagonistas. El empate fue justo por lo poco exhibido por ambos equipos que ni generaban juego ni daban la sensación de merecer la victoria con un fútbol tosco donde el balón estuvo más parado que en movimiento. Siendo así difícil de cambiar el marcador inicial. 

Los nervios y las imprecisiones eran los primeras sensaciones en aparecer en La Romareda. El esférico parecía una fiera indomable que pasaba inquieta de un área a otra sin que nadie ejerciera el dominio. A balón parado llegaban las aproximaciones, tímidas y sin ningún resultado. Ambos equipos eran incapaces de hilvanar desde la medular y con ese panorama los ataques eran escasos y poco elaborados. El primer tiempo se cerraba tras un telón gris de pobre espectáculo.

El lavado de cara del descanso sirvió para poco porque todo seguía igual en la capital del Ebro. Un partido brusco y romo que por momentos parecía impropio de la Primera división española. Los minutos pasaban y nadie tenía piedad por el fútbol, sólo Víctor por parte local y Sergio por la visitante aportaban pequeñas dosis de calidad. Stuani se sumó a la dupla mencionada con su habitual lucha y con un testarazo que fue despejado por Roberto. 65' para ver lo mejor del choque, demasiado tiempo.

La crispación del partido seguía su curso, por momentos llegando a ser violento. Entre tanta destrucción, Javi López fue señalado como el primer responsable y veía la tarjeta roja por doble cartulina amarilla con 10 minutos para el final que abría un nuevo periodo de indecisión donde Sapunaru también se ganaba una invitación a abandonar el campo. Manolo Jiménez sonreía irónicamente en el banquillo, pobre regalo de cumpleaños para el técnico sevillano.

El empate final, gracias a la labor de ambos guardametas, favorece más al Real Zaragoza que supera al Espanyol en el gol-average, por el 1-2 cosechado por los maños en su visita a la Ciudad Condal, en la segunda jornada de esta temporada. Un partido más vivo que el visto hoy, que ha supuesto una noche en blanco para el fútbol espectáculo.

Artículos relacionados