thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 27 de enero de 2013
  • • 13:00
  • • Estadio del Rayo Vallecano (de Vallecas Teresa Rivero), Madrid
  • Árbitro: Alejandro José Hernández Hernández
  • • Espectadores: 9000
3
F
0

El Rayo golea al Betis y se acerca a Europa

El Rayo golea al Betis y se acerca a Europa

.

Los madrileños siguen agigantando sus pasos y se llevan por delante a un Betis que se mostró inferior en Vallecas

Comenzó eléctrico el partido de Vallecas. A su hora, las 17 de la tarde, futbolera donde las haya, con vistas a Europa y acercamientos a lo más próximo a la galaxia. Gratitudes para Piti – 200 partidos con la franja - por parte de su peña y su club que el catalán apenas tardó en devolver. Devolución en forma de goles, eso sí. Lanzó al poste derecho el penalti cometido por Adrián sobre Delibasic e incluso el gol podría haber llegado antes si Domínguez hubiese acertado a los palos de la portería del portero sevillano.

Y es que fue buen partido para el argentino. Estuvo cómodo, manejó el ataque a su antojo, aportó para que su equipo manejase en el centro del campo y sólo le faltó el gol. Aunque para controlar el centro del campo, el gallego Trashorras. Veterano en las armas vallecanas y comprometido como el que más. A punto de ampliar distancias cuando mediaba el choque. Su lanzamiento encontró el travesaño.

Manejó el Rayo, con vistoso juego en ataque pero con sufrimiento en defensa. Contragolpes para marcar pero lentitud por parte del serbio Delibasic a la hora de consumar... hasta su gol, donde estuvo preciso. Tampoco consiguieron anotar ni Rubén Castro, ni Joel Campbell. Sus lanzamientos fueron taponados por una defensa que (aunque no encajó) no tuvo su partido. Por la inseguridad de Gálvez y las motivadas dudas de Rubén.

En la segunda parte les costó más tanto a unos como a otros. Pasó a embarullarse. A punto estuvo Lass Bangoura de marcar pero el disparo se perdió a apenas centímetros de la portería de Adrián.  Fue el anticipo del golazo que Delibasic. Tacón de Domínguez, centro de Casado y remate – como apuntábamos – preciso del delantero serbio que se comió a la defensa bética.

El Betis intentó acabar matando aunque el partido estuviese perdido. El canario entre los canarios, Castro, fue de lo mejor pero sus intentos de hacer gol se acabaron diluyendo o por la buena actuación de la defensa madrileña o por las paradas de mérito del amigo Rubén, que aunque estuvo fallón, salvó a su equipo con buenas intervenciones. Por su parte, José Carlos, al final puso la guinda.

Artículos relacionados