thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 21 de octubre de 2012
  • • 15:15
  • • Estadio Centenario Dr. José Luis Meiszner, Quilmes, Provincia de Buenos Aires
  • Árbitro: S. Trucco
1
F
0

Por Bottinelli y Cauteruccio, Quilmes encontró el triunfo

Por Bottinelli y Cauteruccio, Quilmes encontró el triunfo

Quilmes celebra el gol de Cauteruccio / FotoBaires

El Cervecero se quedó con los tres puntos tras siete fechas, gracias a un error en el fondo de Bottinelli. Cauteruccio no perdonó y a Quilmes le alcanzó.

En un partido de bajo vuelo futbolístico, Quilmes aprovechó un error de Jonathan Bottinelli, y no perdonó. Martín Cauteruccio -el mejor del partido- capturó un mal rechazo y venció a Marcelo Barovero. A River le costó mucho asociarse. Tuvo la pelota, pero le costó generar juego con ella. El local, de contragolpe, tuvo las mejores.

River entró mejor en el partido. Se plantó delante de la mitad de la cancha y manejó la pelota a placer. Manuel Lanzini, que fue titular en lugar de Martín Aguirre, se mostró punzante en la izquierda. Conectó varias veces con sus compañeros, y dejó al descubierto los fallos en defensa de Quilmes. Justamente por un error de Cristian Lema, llegó la primera clara del partido. El central no logró rechazar un pelotazo de los rivales, y la pelota le quedó servida a Carlos Luna, que anticipó el error y remató de derecha. Estuvo algo lento el Chino, y la pelota la logró despejar Emanuel Trípodi.

Después de esa acción, Quilmes pareció despertar de la siesta inicial, y se logró ordenar. Martín Cauteruccio se ubicó en la izquierda, y fue salida para el local, que avisó dos veces. La primera, con un centro del uruguayo tras romper el fuera de juego a la cabeza de Facundo Diz. Sin embargo, el '11' no logró cabecear cómodo. Minutos después, el propio Cauteruccio quedó mano a mano con Marcelo Barovero tras un tiro de esquina a favor de River, pero el arquero ganó el duelo.

De allí en más, jugaron sin arcos. River siguió teniendo el control de la pelota, pero no supo qué hacer con ella. Leonardo Ponzio, que había sido el eje del centro del campo en los últimos partidos, se mostró muy errático -al igual que sus compañeros- y Quilmes controló bien los circuitos de juego del Millonario. El equipo de Omar De Felippe intentó salir rápido de contragolpe, buscando a Díaz o Cauteruccio, pero no logró hacerlo con claridad y solo tuvo una chance más antes de irse a los vestuarios. Cuando moría el primer tiempo, Jacobo Mansilla de tiro libre encontró a Joel Carli en el corazón del área, pero al central le quedó apenas alta la pelota, y no consiguió darle dirección al cabezazo.

La segunda parte del encuentro comenzó con las mismas intenciones de parte de ambos equipos. Quince minutos debieron pasar para que suceda algo relevante en el encuentro, y fue la apertura del marcador. Jonathan Bottinelli se hizo con la pelota dentro del área propia, y ensayó un despeje, que logró capturar Martín Cauteruccio. El delantero de Quilmes controló con la izquierda y armó un rápido remate con la derecha, al segundo palo de Barovero, que nada logró hacer.

Con la ventaja obtenida, se profundizaron las diferencias en el manual de uno y otro equipo. Quilmes se refugió aún más cerca de Trípodi, y le dio entrada a Miguel Caneo, para enlazar con Fernando Telechea. Matías Almeyda, en cambio, apostó con tres defensores y tres felanteros, en búsqueda del empate. Sin embargo, poco pudo generar. De hecho, tuvo una para marcar el ingresado Funes Mori, producto de un contragolpe, pero el arquero local controló bien. Telechea pudo ampliar la ventaja. Se escapó luego de un ataque fallido de River, y quedó mano a mano con Barovero. La tiró algo larga, y dividió la pelota con el arquero, que sobre la línea del área grande le hizo falta. Sin embargo, Silvio Trucco no cobró nada.

En el final del partido, River logró arrinconar a Quilmes, y contó con un par de chances para marcar. Sánchez conectó un buen centro de Mora, pero la tiró por arriba, y luego Bottinelli ganó de cabeza tras un tiro de esquina, pero se fue al lado del palo de Trípodi.

Quilmes ganó tras siete fechas, y salió de la zona de descenso. El cevecero tuvo las más claras y aprovechó un error defensivo de Jonathan Bottinelli. River no pudo hilvanar tres triunfos seguidos, y estuvo lejos del rendimiento mostrado en las fechas anteriores. Ahora, tendrá revancha en el próximo partido, nada más y nada menos que contra Boca. El equipo de Omar De Felippe, mientras tanto, visitará a San Lorenzo, en un duelo clave pro la zona baja de la tabla.

Relacionados