thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 11 de mayo de 2014
  • • 17:10
  • • Estadio Centenario Dr. José Luis Meiszner, Quilmes, Provincia de Buenos Aires
  • Árbitro: P. Lunati
2
F
0

La victoria le dio la permanencia a los de Caruso Lombardi.

Quilmes le ganó a Gimnasia y seguirá en Primera

La victoria le dio la permanencia a los de Caruso Lombardi.

Telam

Los de Caruso Lombardi triunfaron por 2-0 de locales y lograron la permanencia. El Lobo relegó la punta a manos de Estudiantes.

En el Centenario se vivió uno de los partidos más importantes del torneo Final. Gimnasia intentaba recuperar la cima del torneo que le arrebató su clásico rival, Estudiantes, y meterle presión a River, que jugaba más tarde, en su visita a un Quilmes que si ganaba se aseguraba la permanencia en Primera división. Fue victoria 2-0 para el local y fiesta del Cervecero.

En el primer tiempo se notó a ambos equipos muy nerviosos, ansiosos e imprecisos. El Lobo mejoraba cuando Maximiliano Meza y Javier Mendoza tomaban las riendas del equipo, pero nunca pudo dar el último pase correctamente. Quilmes con el correr de los minutos se fue sintiendo más cómodo y a través de la pelota parada tuvo un par de chances, pero ninguna muy clara. Hubo dos polémicas. La primera fue cuando Fernando Monetti barrió una pelota en el área y Joaquín Boghossian cayó, pero Pablo Lunatti, el juez del partido no dudó y cobró saque de arco. La segunda llegó a los 33 minutos cuando el línea entendió que un córner de Leandro Benítez había salido del rectángulo de juego, algo que no sucedió. Para colmo la jugada terminaba en gol para el local, lo que hizo explotar a Caruso Lombardi y todo el banco de suplentes.

Para el segundo tiempo, Pedro Troglio sacó a un mediocampista para poner a un delantero. Salió Dardo Miloc e ingresó Rodrigo Contreras, para ser más profundos. El Lobo de entrada fue a fondo, pero en el primer córner para Quilmes, a los cuatro minutos, Leandro Benítez tiró un centro venenoso y cerrado, Fernando Monetti salió mal, la pelota se le escapó de las manos y se le metió en el arco. Explotó el estadio en el grito de gol. En ese momento estaban zafando del descenso, consiguiendo la permanencia. Pero aún restaba mucho por jugar y Gimnasia buscaba desesperado el empate, con alma y vida.

El Cervecero solo podía defenderse y contragolpear cuando pudiera. Gimnasia no pudo quebrar la valla de los locales, ni pasar a Rodrigo Braña, la enorme figura del partido. En el minuto 50, en la última pelota, Quilmes logró el 2-0, gracias a un gran contragolpe que finalizó con un golazo de Lucas Pérez Godoy.

De esta manera Quilmes se mantendrá otra temporada en Primera división y Caruso Lombardi pudo cumplir “su cuota pendiente”. Gimnasia relegó la punta, que ocupa Estudiantes hasta que juegue River.

Artículos relacionados