thumbnail Hola,
En vivo

Clasificación Mundial Sudamérica

  • 10 de septiembre de 2013
  • • 22:40
  • • Estadio Defensores del Chaco, Asunción
  • Árbitro: E. Osses
  • • Espectadores: 27000
2
F
5

Carnaval criollo

Argentina goleó a Paraguay con dos tantos de Messi, de penal, y los restantes de Agüero, Di María y Maxi Rodríguez y se clasificó al Mundial de Brasil.

Salir a disputar un partido de fútbol sin nada que perder puede llegar a ser un factor positivo. Sin embargo, aunque Paraguay ya estaba eliminada, Argentina dominó en gran parte del partido y por momentos mantuvo una presión agobiante en la salida del conjunto local.

No obstante, enseguida quedó en evidencia el eterno dilema del equipo de Alejandro Sabella: la defensa. Esta vez, de los que normalmente integran la última línea, sólo Pablo Zabaleta fue titular, ya que la dupla Fernández-Garay cumplió una fecha de suspensión y Marcos Rojo fue desafectado por lesión. José María Basanta exhibió su lentitud y su falta de criterio para marcar, y a Coloccini y Campagnaro les faltó comunicación. Lógico, fue la primera vez que jugaron juntos como zaga central. Pero tampoco tuvieron un buen nivel individual, ya que tuvieron una floja respuesta en los dos tantos de Paraguay.

Lo que tiene Argentina, es que realmente cuenta con jugadores ofensivos que están entre los mejores del mundo. Cuando no aparece uno, llega el otro y por eso cuando Messi no había entrado en acción, Agüero picó al vacío y el arquero Fernández se quedó en el camino pero hizo lo suficiente para que el Kun se zambullera en el área y el chileno Enrique Osses cobrara penal. Con frialdad y calidad, el capitán se encargó de romper el cero y abrir el camino hacia la clasificación.

Como es habitual, en el fondo Argentina siempre pasa sobresaltos, y cuando Sergio Romero no está en una buena jornada, las fallas cobran vida en el marcador. Por eso, aunque no lo merecía, el local lo empató simplemente porque Núñez anticipó a Coloccini y Romero calculó pésimo el pique de la pelota. El problema para cualquier rival de Argentina es que toda la motivación que pueda llegar a surgir a partir de un gol convertido se desintegra cuando alguno de los fantásticos cambia de marcha. Esta vez se combinaron dos amigos, Messi y Agüero; el capitán asistió y el cada vez más parecido a Chapulín Romario se la llevó de pecho y la metió con un zurdazo implacable.

Por lo que corre y lo que genera, Ángel Di María siempre merece un gol. Y esta vez, a diferencia de otros partidos, el volante de Real Madrid pudo coronar una jugada individual con una exquisita definición ante la salida del arquero. Sólo los cronómetros pueden definir quién es más rápido, si Di María o Messi, pero lo importante es que también en máxima velocidad se combinan a la perfección y el producto final de esa mezcla siempre es una jugada de riesgo.

Aunque los protagonistas de la noche fueron los delanteros, no se puede dejar de destacar la labor de Gago, que si bien no está en su mejor forma física, puede suplir dicha desventaja con su inagotable repertorio de movimientos y pases exquisitos.

Argentina tuvo dos penales a favor, es cierto. Pero también es real que fue ampliamente superior a Paraguay, y por eso, merecidamente, ya puede empezar a pensar en Brasil 2014.


Artículos relacionados