thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 10 de marzo de 2014
  • • 16:00
  • • Estadio El Sadar, Pamplona (Iruñea)
  • Árbitro: Fernando Teixeira Vitienes
  • • Espectadores: 15300
0
F
2

Málaga venció a Osasuna en Pamplona

Málaga venció a Osasuna en Pamplona

EPA

Con goles de Samuel García y Nordin Amrabat, los andaluces ganaron 0-2 en El Sadar y se alejaron de los puestos de descenso. Gran partido de Willy Caballero en el arco visitante.

Muchas cuentas pendientes que saldar entre Osasuna y Málaga. Entre ellas la eliminación copera de los andaluces ante los navarros sin haber perdido ninguno de los dos partidos de la eliminatoria allá por el mes de diciembre. Aquel fatídico gol de Weligton en su propio arco permanecía imborrable en la retina de los malaguistas, cuya delicada situación institucional y deportiva no se hizo evidente tras el pitido inicial.

Comenzaron dominando los pupilos de Bernd Schuster, presionando muy arriba y creando muchos problemas en la salida de Osasuna. Duda, especialmente inspirado en el lanzamiento desde larga distancia, fue le primero en llevar peligro al arco de Andrés Fernández. La respuesta de Osasuna, a través de su particular fútbol directo, fue inmediata con una triple ocasión a los ocho minutos que pudo cambiar el devenir del encuentro. Saque de esquina tirado por Roberto Torres desde la izquierda que Damiá, libre de marca, remató a quemarropa de cabeza ante un excelso Willy Caballero que sacó una mano milagrosa cuando El Sadar se disponía a cantar el primero. El rebote, por partida doble, no lo aprovechó Álvaro Cejudo para poner por delante a los suyos.

No se descompuso el Málaga ante los mejores momentos de Osasuna, y en el minuto 13 iba a obtener su recompensa. La jugada la firmaron entre Amrabat, uno de los más destacados del partido, y Samuel, que culminó un magnífico pase del marroquí al interior del área en forma de gol, con una sutil definición por arriba del arquero desde el punto penal.

Tras el gol Osasuna adelantó sus filas e incrementó sobremanera su presión. Lo intentó de todas las maneras. Por las bandas, de pelota parada, pero su falta de puntería unas veces, y las decisivas intervenciones de Willy otras, provocaron que se marchara con las manos vacías al descanso. Loties tuvo el empate en sus pies en el minutos 26, pero su remate hizo temblar el palo derecho del arco visitante. Osasuna avisaba pero no culminaba.

El decorado cambió por completo en la segunda mitad. Jesús Gámez enfilaba el túnel de los vestuarios a los cinco minutos tras ver la segunda amarilla, en una acción con Roberto Torres. La primera la había visto al filo del descanso de manera un tanto rigurosa por protestar. Los minutos venideros fueron de empuje de Osasuna, con más corazón que cabeza, todo sea dicho, ante un Málaga que no se desordenó, hasta que en el minuto 66 el genial futbolista marroquí, Amrabat, volvía a poner su rúbrica al partido. Indecisión en la defensa local que aprovechaba Roque Santa Cruz, sirviendo un gran balón entre líneas para Amrabat que, con todo a su favor, batió por bajo a un Andrés Fernández totalmente vencido.

Javi Gracia apuraba sus naves dando entrada a dos delanteros, Acuña y Nino, por dos jugadores de contención como Oier y Lolo, algo que tampoco mejoró el juego de los locales. Cejudo estuvo a punto de acortar distancias a falta de 15 minutos para el final con un remate de cabeza que salvó bajo palos un providencial Sergio Sánchez. Y si no ya estaba Willy Caballero para amargar la noche a los locales, con otra genial intervención tras una potente volea de Cejudo. Nada menos que siete intervenciones del guardameta argentino en el partido, quinto en el ranking de paradas totales en la Liga BBVA con 101 intervenciones.

En los minutos finales Osasuna trató de asediar las inmediaciones del área de Willy, pero los visitantes achicaron el peligro como si la vida les fuese en ello. Y no era para menos. Con el triunfo, el Málaga rompió una racha de cuatro jornadas consecutivas sin ganar en liga, dando caza además a Osasuna en la tabla clasificatoria con 29 puntos, ambos a tres de los puestos de descenso. Schuster, casi por primera vez desde su llegada a la Costa del Sol, respira tras varias semanas en la cornisa.

Relacionados