thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 14 de septiembre de 2013
  • • 18:00
  • • Estadio Marcelo Alberto Bielsa, Rosario, Provincia de Santa Fe
  • Árbitro: D. Herrera
2
F
1

Newell's se despertó y lo dio vuelta

El equipo de Berti perdía 1-0 tras un mal primer tiempo pero en el complemento revirtió el resultado con goles de Trezeguet y Maxi Rodríguez, de penal, y es el líder del torneo.

El envión tras la goleada en Bahía Blanca ante Boca se prolongó hasta el primer tiempo de la vista de Olimpo al Coloso de Rosario. Newell's empezó dormido, distante de su nivel, de su impronta y de su fiereza defensiva; por eso el equipo de Walter Perazzo continuó en esa primavera que se había iniciado una semana atrás y no sólo se puso en ventaja, sino que tuvo las chances más importantes en la primera etapa ante el último campeón del fútbol argentino.

En el entretiempo, Alfredo Berti, disconforme con la producción de su equipo, debe haber machacado sobre las ideas sobre las que se erige este gran equipo que es Newell's, al parecer olvidadas por sus jugadores en el primer acto. Evidentemente el ímpetu con el que el técnico le transmitió el mensaje a los jugadores surtió efecto porque en el complemento el conjunto local demostró que lo de los primeros 45 minutos había sido sólo producto de una distracción.

Apenas siete minutos pasaron para que el local hilvanara una jugada ofensiva magistral, que terminó cerrando David Trezeguet en la puerta del área chica ante el arco vacío. Nereo Champagne ya había quedado en el camino, desairado, y fue un espectador de lujo del pase a la red del atacante francés. Una vez consumado el empate, había que salir a buscar el segundo, porque la herida por el 0-3 ante Vélez aún no estaba cerrada y porque el último campeón no puede darse el lujo de perder puntos en su cancha.

Sin embargo, al dueño de casa le costó demoler a Olimpo a través de la posesión y la paciencia, pero lo logró. El paraguayo Cáceres, que posiblemente esté en el mejor momento de su carrera, asistió de forma fantástica a Maxi Rodríguez, que dejó clavado a Moiraghi con un giro, pero no pudo encarar hacia el arco porque el defensor lo derribó dentro del área. El mismo Maxi se encargó de meter el segundo, y aunque el equipo bahiense se soltó e intentó ir en busca del empate, el campeón ya estaba muy despierto como para que lo sorprendieran nuevamente.

Artículos relacionados