thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 29 de septiembre de 2013
  • • 16:10
  • • Estadio Marcelo Alberto Bielsa, Rosario, Provincia de Santa Fe
  • Árbitro: S. Trucco
2
F
0

Póker de Maxi y a la cima

La Fiera Rodríguez, el mejor jugador del campeonato, abrió la cuenta para la Lepra, que vuelve a mandar en soledad. Es el cuarto gol de Maxi en el certamen.

El Estadio Marcelo Bielsa fue testigo de otra victoria de Newell’s -la sexta del campeonato y la tercera consecutiva- que le permitió al equipo que dirige Alfredo Berti volver a la cima de la tabla de posiciones. El conjunto rosarino, de la mano de Maxi Rodríguez, hasta aquí el mejor del Torneo Inicial, venció por 2 a 0 a Argentinos Juniors con goles de la Fiera y Pablo Pérez.

Maxi, el emblema del último campeón del fútbol argentino, consiguió su cuarto gol consecutivo, teniendo como punto de partida el que le hizo a Paraguay con la camiseta de la Selección Argentina el 10 de septiembre por las Eliminatorias Sudamericanas. Luego, en el mismo mes, convirtió de penal ante Olimpo y un golazo frente a Racing, rivales a los que la Lepra venció por 2 a 1 y 1 a 0, respectivamente.

Además, el ex-Espanyol, Atlético de Madrid y Liverpool, con cuatro tantos, es el máximo goleador de su equipo. Ya le había convertido a Gimnasia de La Plata a fines de agosto en otra victoria roja y negra. Esta tarde podría haber aumentado su récord, pero Pablo Migliore le contuvo un penal en el primer tiempo.

Luego del primer gol de Newell’s (gran pase de Figueroa a Maxi, que remató fuerte y cruzado para vencer al arquero), llegó el dudoso penal que sancionó Silvio Trucco (supuesto agarrón de Barisone a Muñoz), pero el arquero de Argentinos le dio vida a su equipo. El conjunto de Caruso Lombardi fue a buscarlo en el complemento de la mano de Iñíguez, el que trabó con los dientes el fin de semana pasado, pero no logró empatarlo. Un remate en el travesaño del propio Iñíguez fue la más clara.

Enseguida llegó el segundo tanto de la Lepra, por intermedio de Pablo Pérez, y se terminó el partido. Los 20 minutos finales fueron un monólogo de Newell’s, cuidando la pelota y quitando el peligro de su área, para volver a ser el único puntero.

Artículos relacionados