thumbnail Hola,
En vivo

UEFA Liga de Campeones

  • 2 de octubre de 2013
  • • 15:45
  • • Etihad Stadium, Manchester
  • Árbitro: B. Kuipers
  • • Espectadores: 45201
1
F
3

Bayern Munich venció sin atenuantes a Manchester City 3-1, como visitante.

Oktoberfest

Bayern Munich venció sin atenuantes a Manchester City 3-1, como visitante.

Getty Images

Bayern Munich se lució ante Manchester City en Inglaterra y le hizo precio con el 3-1 final. Ribéry, Müller y Robben convirtieron para darle forma al triunfo.

Se preveía un partido abierto, con dos equipos que pregonan ideas similares, que hacen de la tenencia y el traslado en velocidad sus estilos característicos y que suelen atacar con mucha gente. Sin embargo, en Etihad Stadium, Bayern Munich dejó en claro por qué es el campeón de Europa y aplastó futbolísticamente a los Citizens, casi de principio a fin.

Iban nada más que 7 minutos y los elencos de Josep Guardiola y Manuel Pellegrini aún se estudiaban cuando Franck Ribéry se sacó un rival de encima y, desde la puerta del área, disparó por bajo para dejar sin chances a Joe Hart, que alcanzó a tocar la pelota pero no a detener el remate que se convirtió en el 1-0.

A partir de allí, los bávaros comenzaron a profundizar su dominio territorial, se adueñaron del balón y opacaron a uno de los clubes más poderosos del continente en base a la presión y la precisión en la circulación de juego. Si bien la diferencia pudo haber sido mayor, el resultado se mantuvo hasta el descanso.

En la etapa complementaria, lejos de verse una reacción de los dueños de casa, la balanza de méritos se inclinó todavía más hacia el lado de los alemanes, que a los 56 estiraron la ventaja. Un sensacional pase largo de Dante dejó cara a cara con el arquero a Thomas Müller, quien eliminó a Hart y tocó con sutileza al arco vacío.

Desde entonces, los visitantes comenzaron a lucirse y llevaron a la mínima expresión a los ingleses, que no sólo no atacaban sino que estaban expuestos a que los de Pep les convirtieran más goles. Y el tercero llegó a los 60, después de una escapada de Arjen Robben que definió de derecha al primer palo.

Hasta el final, sólo hubo tiempo para un atisbo de remontada de Manchester City cuando Álvaro Negredo alcanzó el descuento a través de una buena maniobra individual y un remate inatajable para Manuel Neuer. Enseguida, Jerome Boateng se fue expulsado por frustrar con una falta intencionada una ocasión manifiesta de gol generada a partir de una desatención defensiva de sus compañeros y, en ese tiro libre, el ingresado David Silva remató al travesaño.

Esos diez minutos fueron todo lo que demostró un desconocido conjunto Sky Blue, que en ningún momento pudo encontrar la llave del encuentro para frenar la abrumadora actuación de sus oponentes. De este modo, Bayern Munich quedó a la cabeza del grupo D con 6 unidades en dos partidos disputados y el City de Pellegrini es escolta, con 3, junto a CSKA Moscú


Artículos relacionados