thumbnail Hola,
En vivo

Clasificación CM

  • 13 de noviembre de 2013
  • • 17:30
  • • Estadio Azteca, Ciudad de México (D.F.)
  • Árbitro: V. Kassai
  • • Espectadores: 99832
5
F
1

México goleó en el Estadio Azteca y dejó casi sin chances a Nueva Zelanda para la revancha.

México goleó 5-1 a Nueva Zelanda y se acerca a Brasil

México goleó en el Estadio Azteca y dejó casi sin chances a Nueva Zelanda para la revancha.

Mexico v New Zealand - World Cup Playoffs - 13112013 / Getty

El Tricolor aplastó en el Estadio Azteca a su rival oceánico y dejó practicamente sentenciada, en 90 minutos, su clasificación para el Mundial 2014.

El plan de Miguel Herrera, entrenador de la selección mexicana, salió conforme a lo planeado. La diferencia de más de tres goles que esperaba obtener se cumplió. Cinco anotaciones le fueron suficientes al Tri para dejar casi sin chances a Nueva Zelanda en el duelo de ida del repechaje rumbo a Brasil 2014. Paul Aguilar, Raúl Jiménez, un doblete de Oribe Peralta y uno más de Rafael Márquez delinearon el resultado.
 
Desde el comienzo del juego, se notó un conjunto azteca diferente, aguerrido, yendo al frente, con ganas de liquidar el trámite lo más pronto posible. Apenas al minuto 6 llegó el primer aviso gracias a un disparo cruzado desde la derecha de Paul Aguilar, pero terminó saliendo desviado.
 
Cuatro minutos después, los Juan Carlos hicieron de las suyas: Valenzuela le dio un pase a Medina, quien se encargó de asistir a Jiménez, pero justo cuando éste recibía, Glen Moss, guardavalla neozelandés, rechazó y dejó el peligro en el área, donde se encontraba Peralta, quien terminó estrellando la pelota en el palo. 
 
Las emociones se sentián en el ambiente del Estadio Azteca. Las llegadas se daban de manera continua, pero la contundencia y la reacción de Moss comenzaban a ser claves durante el cotejo. 
 
A los 31, llegó el primer grito. Luis Montes, quien no dejaba de correr y buscar el balón, envió un centro para Raúl que al arquero rechazó en corto. Aguilar, sin marcas, puso el pie y empujó a la red. Fue la primera anotación del lateral en partidos oficiales con la selección y entonces, comenzó el festín.
 
Antes del descanso, la recompensa le llegó a Jiménez, quien en diversas ocasiones ya había intentado sin suerte. Una jugada de pizarrón fue la que lo ayudó a sacarse la espina: córner al primer palo y Carlos Peña la peinó para el lugar donde se encontraba el número 11, quien conectó con la cabeza y metió el segunda gol de la tarde.
 
Aunque en la cancha sólo había un equipo, México buscaba ampliar la ventaja para poder sentirse cerca del Mundial y eso ocurrió apenas comenzado el complemento, cuando Rafael Márquez hizo un cambio de frente desde la mitad de la cancha para Miguel Layún, quien cedió el balón raso para Peralta que lo tocó y convirtió el tercero.
 
Nueva Zelanda no tenía una sola arma para defenderse y esto lo aprovechó el combinado local para que Oribe pudiera marcar su doblete de la tarde, el cuarto para el Tri. A los 80, el mexicano conectó la pelota de cabeza y la cruzó al primer palo para adjudicarse su segunda anotación.
 
Se pensaba que por arriba iba a resultar complicado ganarles a los All Whites, aunque al ver que ya se habían marcado un par de tantos por esa vía, llegó Márquez a finiquitar la serie de la forma que en tiros de esquina, sólo él sabe hacerlo. Recibió en el segundo palo, se elevó y con la frente remató y estableció el 5-0.
 
Los visitantes no se quedaron con las ganas de meter el gol del honor, el que los mantiene con un tanque de oxígeno conectado, en sus aspiraciones por ir a Brasil 2014, ya que a los 84 Chris James logró el descuento.
 
Con este resultado, el Tri tiene medio pasaje en el bolsillo. Para perder la ventaja, necesitaría que Nueva Zelanda se imponga el próximo miercoles 4-0, dado que el gol de visitante tiene valor en caso de empate. Lo cierto es que México está cerca de la máxima cita futbolística a nivel selecciones.


Relacionados