thumbnail Hola,
En vivo

Premier League

  • 1 de septiembre de 2013
  • • 09:30
  • • Anfield, Liverpool
  • Árbitro: A. Marriner
  • • Espectadores: 44411
1
F
0

Daniel Sturridge abrió la cuenta rápido y con ese gol Liverpool venció a Manchester United.

Liverpool se quedó con el clásico

Daniel Sturridge abrió la cuenta rápido y con ese gol Liverpool venció a Manchester United.

Getty

Los de Brendan Rodgers se pusieron rápido en ventaja con gol de Daniel Sturridge y luego manejaron el partido con inteligencia para vencer 1-0 a Manchester United.

Liverpool llegaba de dos triunfos en las primeras jornadas y buscaba estirar su racha positiva nada menos que en el derby, contra un Manchester United que tampoco había perdido en el certamen y registraba 4 unidades sobre 6 posibles.

El comienzo en Anfield fue soñado para los locales, ya que en la primera aproximación que tuvieron, a la salida de un tiro de esquina, Daniel Agger cabeceó y su tocayo Sturridge corrigió la trayectoria del balón para enviarla a la red y poner el 1-0 cuando los equipos todavía se acomodaban en el campo de juego.

Las acciones crecieron en intensidad con la rápida apertura del marcador y, aproximadamene hasta los 20 minutos, intercambiaron golpe por golpe aunque sin la eficacia necesaria en los metros finales para que el resultado se modificara. Luego, el trámite entró en una meseta y las ocasiones de riesgo desaparecieron.

Los dueños de casa se sintieron cómodos con ese desarrollo, propio de un clásico, en el que por momentos incluso se abusó de la pierna fuerte en el mediocampo. El árbitro tuvo que intervenir y repartir tarjetas amarillas, sobre todo para los futbolistas visitantes que se mostraban nerviosos con el encuentro.

En el arranque del complemento, los dirigidos por David Moyes se envalentonaron y, con la velocidad de Ashley Young, Danny Welbeck y el ingresado Antonio Valencia, fueron por la igualdad atacando por las bandas. Sin embargo, los envíos cruzados no alcanzaron para vencer la resistencia de la sólida defensa de los Reds, que salieron airosos de ese tramo de asedio y volvieron a controlar el partido promediando la etapa.

La más clara para el United llegó sobre los 76, con un potente disparo del portugués Nani que forzó una notable respuesta de Simon Mignolet para repeler el peligro. Luego tuvo la suya Robin Van Persie, pero con su pierna inhábil no pudo darle dirección al tiro que salió desviado por el primer palo.

Liverpool sostuvo el balón, hizo correr el reloj y se abrazó a una victoria importante para prolongar su buen presente, más allá del lógico valor anímico que conlleva ganar un clásico ante su gente. De esta forma, mantiene puntaje ideal y se ilusiona, a la espera del próximo desafío: la visita a Gales, para enfrentar a Swansea.

Artículos relacionados