thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 23 de octubre de 2013
  • • 21:30
  • • Estadio Ciudad de Lanús - Néstor Díaz Pérez, Lanús, Provincia de Buenos Aires
  • Árbitro: F. Echenique
3
F
2

Torneo Inicial 2013: Lanus venció 3 a 2 a San Lorenzo

Torneo Inicial 2013: Lanus venció 3 a 2 a San Lorenzo

Fotobaires

En un duelo lleno de emociones, el Grana lo ganaba, el Ciclón se lo dio vuelta pero finalmente los del Mellizo impidieron a los de Pizzi llegar a la cima de la tabla.

San Lorenzo se había mostrado recuperado ante All Boys, después del cimbronazo por no ganar la Copa Argentina. Los resultados de la fecha pasada lo volvían a poner expectante, pero viajó a Lanús y no pudo. En un partido repleto de emociones, con momentos de ventaja repartidos, el local fue más y se impuso por 3 a 2.

Los equipos estaban aún en pleno proceso de acomodarse dentro de la cancha, cuando el Ciclón volcado al ataque dejó espacios que fueron demasiado para que Jorge Pereyra Díaz aproveche su velocidad y remate cruzado, para poner el 1 a 0 que abría un nuevo partido con apenas 7 minutos disputados.

Lógicamente la desventaja motivó al equipo de Pizzi a avanzar algunos metros en la cancha, aunque siempre con la consideración del peso ofensivo del Granate. Apelando al control permanente y a Romagnoli como eje, se hizo dueño del duelo y después de no poder aprovechar el juego por el piso, se despachó en el áereo con una inesperada acrobacia de Santiago Gentiletti, que empató con una media tijera.

Sobre el final de esa primera etapa, quedó solamente un tiro lejano de Ayala. Pero San Lorenzo ya demostraba ser más y lo confirmaría en el inicio de la segunda parte. ¿Con algo de suerte? Sí, la necesaria para que el tiro de Leandro Romagnoli, la bandera del equipo, se desvíe en un defensor y se transforme en el 2 a 1.

Con la ventaja trabajada y lograda, se esperaba que la visita profundice su juego y se defienda con la pelota en su poder. Pero nada de eso ocurrió, los cambios de Guillermo Barros Schelotto dieron resultado y Lucas Melano fue clave: primero al cabecear un centro desde la izquierda, para anticipar a Torrico e igualar. Y luego para dejar solo a Pereyra Díaz, que ya había reventado el travesaño, y que este defina en el mano a mano, lo que significó el 3 a 2.

Una vez más con el partido cuesta arriba, fue imposible para los de Boedo reponerse aunque intentaron atacar de forma menos paciente. Justamente ahí estuvo el problema y los nervios de ver pasar otra chance de ser punteros sin poder aprovecharla fueron demasiado y Lanús pudo cerrarlo gracias a la ineficiencia rival y la velocidad para salir de contra.

Artículos relacionados