thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 11 de marzo de 2013
  • • 19:10
  • • Estadio Ciudad de Lanús - Néstor Díaz Pérez, Lanús, Provincia de Buenos Aires
  • Árbitro: G. Delfino
2
F
1

La punta es Granate

Lanús venció por 2 a 1 a Arsenal y volvió a la punta del campeonato. Tuvo momentos de alto vuelo pero se quedó en el final y los de Sarandí casi le arruinan la fiesta.

Coherencia. Ese es el mejor calificativo para hablar tanto de Lanús como de Arsenal. Los granates no negocian su idea de buen trato de pelota, juego asociado, solidadridad colectiva y paciencia cuando el partido no se abre rápidamente. Los de Sarandí por su parte también apuestan a su tradicional solidez defensiva y capacidad para contragolpear, que los convierte en un hueso duro de roer para cualquiera. Era entonces un desafío para el equipo de Guillermo Barros Schelotto si pretendía volver a la punta del campeonato. Y cumplió con creces.

Lanús fue una tromba en los primeros quince minutos. Sin Mario Regueiro (suspendido) el Pocho Cristian Chávez cumplió una buena tarea remplazándolo. El ex Boca no fue tal vez el eje del ataque, pero logró entenderse bien con Guido Pizarro y Víctor Ayala. Desde el fondo como siempre el aporte de Maxi Velázquez y Carlos Izquierdoz para desbordar y tirar centros cuando el camino del toque aparecía cerrado. Y pivoteando en el área Silvio Romero e Ismael Blanco. Y aunque el gol no llegó en esos minutos de claro dominio granate por la buena tarea del muro defensivo que ofrecía Arsenal, entró en juego la paciencia del local, que nunca se desespera si no consigue marcar rápidamente.

Así llegó el primer gol, cuando una buena recuperación por parte del Pochi Chávez se tradujo en una jugada en la que parecía que a Romero le había quedado demasiado largo el pase, sin embargo el delantero retuvo el balón y consiguió tirar el centro que  Ismael Blanco cambió por gol. Arsenal, que se había acercado un poco al arco custodiado por Agustín Marchesín, fue a buscar el empate y dejó las precauciones defensivas de lado. Con remates de media distancia y centros cruzados los dirigidos por Gustavo Alfaro pudieron soñar un rato con el empate. Pero la presión de Lanús, que siempre empieza con la de sus atacantes sobre la salida rival, provocó el segundo gol. Diego Braghieri perdió una pelota peligrosísima cerca de su área y Romero (ahora uno de los goleadores del Torneo Final) no perdonó. Ganando y gustando Lanús se fue al entretiempo dos goles arriba, y era muy merecido.

Al retorno el Grana casi sella la goleada cuando tras otra gran jugada de equipo Cristian Campestrini le tapó el remate a Pizarro. Iba apenas un minuto de juego, y el equipo del Mellizo demostraba que no quería correr riesgos. Actitud correcta porque Arsenal seguía buscando el descuento como cuando a los doce minutos Marchesín tapó de manera espectacular un cabezazo de Nicolás Aguirre. Y se vino la réplica del local que no ahora no pudo concretar el tecer gol por un off-side de Víctor Ayala. Dos minutos después Romero tiraba apenas desviado el remate de otro jugadón. ¿Más? Tras una triangulación entre Romero, Chávez y Pizarro, el último cayó en el área tras recibir una falta de Braghieri (cuya noche fue fatídica). Campestrini contuvo el penal.

Parecía que el resultado estaba puesto, pero poco a poco Arsenal empezó a animarse, consiguió aprovechar el cansancio de Lanús, que en definitiva hizo la mayor parte del gasto del partido, y a los treinta y siete minutos Milton Céliz consiguió quedar solo para romper el récord de 541 minutos sin recibir goles que ostentaba Marchesín (récord en la historia de Lanús), y así le puso suspenso al resultado. Con Darío Benedetto y el Marciano Jorge Ortiz como abanderados el Arse fue por la hazaña. En el último minuto Marchesín salvó el empate atajando una pelota pellizcada por Benedetto. La angustia se instaló cuando Germán Delfino agregó un cuarto minuto de descuento a los tres que recuperó inicialmente, pero finalmente Lanús prevaleció.

Se desdibujó un poco en la recta final, pero podemos ratificar nuestra afirmación de la segunda fecha tras el triunfo ante Newell's. Lanús es cosa seria. Tiene un arquero que acaba de ser vulnerado por primera vez, una defensa firme, presión colectiva y un gran sistema de creación y ataque. Hay candidato.


Artículos relacionados