thumbnail Hola,
En vivo

Serie A

  • 17 de noviembre de 2012
  • • 14:00
  • • Juventus Stadium, Torino
  • Árbitro: D. Orsato
  • • Espectadores: 38839
0
F
0

Juventus 0–0 Lazio: Los ‘biancocelesti’ aguantan el acoso del líder

Juventus 0–0 Lazio: Los ‘biancocelesti’ aguantan el acoso del líder

Getty

La ‘Vecchia Signora’ encerró a los romanos durante los noventa minutos. La Lazio se mostró temerosa y dio por bueno el punto sufriendo. El Inter puede ponerse a dos si gana mañana

Para cualquier equipo es un reto mayúsculo enfrentarse a un partido complicado sin el que probablemente sea el mejor jugador, o al menos el más determinante de la plantilla, pero quizás sea incluso más duro para la Juventus jugar sin Pirlo ante la Lazio. La tarjeta recibida por el regista juventino en la victoria de Pescara obligó a Conte a plantear el duelo contra los romanos con un cerebro distinto. De hecho, las rotaciones pasaron a mejor vida y el único cambio del once habitual fue el sustituto precisamente de Pirlo. Paul Pogba no es Pirlo, pero sin duda es lo más cercano que tiene a disposición.

Cabía esperar que el dominio que ejerce la Juve sobre cualquier rival se viera mermado, pero sorprende que la Lazio haya abandonado cualquier posibilidad de pelearle el esférico al capolista del calcio. Petkovic también tenía bajas, y muy importantes. Mauri es ese jugador que da equilibrio al equipo, que le permite salir con el balón, y hoy no estaba en Turín tras su expulsión en el derbi con la Roma. Tampoco estaba Lulic, por lo que la soledad de Klose, que tenía que pelearse solo contra los tres defensores bianconeri, se acrecentó. La Lazio tenía miedo, pánico de salir al ataque y dejar descubierta mínimamente la defensa.  

Petkovic planteó su habitual 4-4-1-1, que se convirtió en dos líneas de cuatro y cinco jugadores mucho más cercanas al área propia que tan siquiera al medio del campo. Por ello, cada vez que recuperaban una pelota, salir al contragolpe se antojaba imposible. Hernanes recibía a sesenta metros de la portería de Buffon y su único apoyo por delante, Klose, estaba demasiado marcado para considerarlo una opción de pase fiable. Además, el brasileño tenía siempre encima a Arturo Vidal, como una sombra. De esta manera, la mayoría de intentos de contragolpe laziali acababan con robo Juventino y, muchas veces, en ocasión de gol.

De hecho, el jugador más destacable de la Lazio en los noventa minutos ha sido Marchetti. El cancerbero biancocelesti evitó que su equipo saliera de Turín con un saco, aunque también es cierto que la posesión de la Juve no siempre se culminaba con un remate entre los tres palos. Ahí faltaba la imaginación de Pirlo, ese último pase que dejara en situación ventajosa a algún jugador juventino. El que se erigió como el líder de la Juve fue Arturo Vidal. El chileno estuvo omnipresente tanto en labores ofensivas, ocupando la parte organizativa, como cortando cualquier acción de ataque visitante.

El partido se convirtió en un choque continuo bianconero contra un muro que despedía todas sus acometidas. Ni siquiera cuando Alessio juntó arriba a Matri, Bendtner, Pepe y Giovinco la Juventus consiguió crear suficientes ocasiones. Los tifosi juventini se desesperaban, temerosos de que en cualquier acción aislada la Lazio pudiera adelantarse. No sucedió, pero tampoco la Juventus fue capaz de recuperar la senda de la victoria en casa en la Serie A, interrumpida con la derrota ante el Inter y continuada con este empate a nada ante la Lazio.

Artículos relacionados