thumbnail Hola,
En vivo

Serie A

  • 3 de noviembre de 2012
  • • 16:45
  • • Juventus Stadium, Torino
  • Árbitro: P. Tagliavento
  • • Espectadores: 40563
1
F
3

El Inter de los argentinos quebró el invicto juventino

El Inter de los argentinos quebró el invicto juventino

Diego Milito celebra el gol ante Juventus / Getty

Con goles de Diego Milito y Rodrigo Palacio, el Neroazzurro quebró la racha de la Juventus y se acercó a un punto en la Serie A.

La eternidad es un lujo exclusivo de los dioses. Juventus saboreó durante 49 encuentros de Serie A el elixir inmortal pero el Inter de los argentinos lo ajustició en su talón de Aquiles. El doblete de Diego Milito y la diana de Rodrigo Palacio quebraron el invicto de la Vecchia Signora en su país. Además, el Neroazzurro se burló del inexpugnable Juventus Stadium, conquistando el primer triunfo de un visitante en el flamante estadio inaugurado hace más de un año, en septiembre de 2011 en un amistoso frente al Notts County.

El meteórico tanto del chileno Arturo Vidal, a los veinte segundos de juego, auguraba un nuevo triunfo del campeón italiano. Además, hubiera sido su quincuagésima victoria, a tan solo ocho encuentros del Milan de Fabio Capello que hilvanó 58 partidos invicto en la década de los noventa. Sin embargo, el presuroso tanto resultó estéril.

Turín se rindió a los pies del conquistador Diego Milito. Un príncipe austero que jamás fue mediático ni se preocupó por serlo. Nunca lo tentaron los lujos ni lo atraparon los flashes. Sin embargo, siempre rindió. Alguna vez cuestionado en Racing, supo construir una magnífica carrera en silencio. Fue un factor diferencial en el ascenso de Genoa a la Primera División y cosechó una etapa inolvidable en el Zaragoza. Inolvidable fue su actuación en las semifinales de la Copa del Rey 2006, donde le marcó cuatro goles al Real Madrid.

Previa escala por Genoa, recaló en el Inter. Allí se convirtió en pilar fundacional del conjunto de José Mourinho, con quien marcó 30 goles en 51 partidos. Además de la Serie A, celebró la Champions League. Su actuación frente al Bayern Munich en la final fue consagratoria: anotó los dos goles del triunfo. Además, recibió el premio al mejor jugador del certamen. Sin Mou, el Inter decayó en su nivel, no así un Milito que mantuvo su cuota goleadora inalterable.

Hombre de goles decisivos, Milito revirtió el derby de Italia con sus dos dianas. Rodrigo Palacio, otro héroe que se convirtió en pieza decisiva desde la humildad, decoró el 3-1 final. El Inter de Andrea Stramaccioni, quien multiplicó sus méritos para revertir el bajo rendimiento de la pasada temporada, hilvanó su novena victoria consecutiva y recortó a un punto su la diferencia con respecto a Juventus, que pese a la derrota mantiene el liderato del fútbol italiano con 28 puntos.

Artículos relacionados