thumbnail Hola,
En vivo

Serie A

  • 5 de octubre de 2013
  • • 15:45
  • • Stadio Giuseppe Meazza, Milano
  • Árbitro: P. Tagliavento
  • • Espectadores: 48000
0
F
3

La Roma festejó una contundente victoria 3-0 frente al Inter.

Una Loba imparable

La Roma festejó una contundente victoria 3-0 frente al Inter.

Getty Images

Con dos goles de Totti y uno de Florenzi, Roma goleó 3-0 a Inter como visitante y sigue siendo el único líder de la Serie A, con puntaje ideal.

Roma venció con contundencia en el Giuseppe Meazza a un Inter que no pudo competir ya desde el primer tiempo. Ni en sus mejores sueños, los de la capital podían imaginar salir de la región de la Lombardía tan reforzados, tanto en la tabla de posiciones como psicológicamente.

Y eso que Inter había tenido un par de buenas ocasiones, con un disparo de Taïder que atrapó De Sanctis y una buena acción de Guarín que no alcanzó a rematar, pero fue Roma quien se adelantó en el minuto 17, con un perfecto tiro desde la puerta del área de Totti, bajo e inatajable para Handanovic, tras un contraataque bien llevado.

Pudo marcar el segundo La Loba a los 24, pero Juan Jesús evitó de forma milagrosa que Gervinho convirtiera su cuarto gol en liga, justo en la jugada anterior a la ocasión más clara del primer tiempo para los locales, un disparo potentísimo de Guarín que pegó en el palo.

Con más corazón que cabeza, el conjunto nerazzurri se volcó al ataque, pero no consiguió poner en peligro al guardavalla visitante, hasta que llegó la jugada polémica del minuto 38. Gervinho se disponía a entrar en el área cuando Álvaro Pereira lo bajó, poco antes de la línea, en una acción que el árbitro señaló como penal. La pena máxima la transformó en gol el capitán, Francesco Totti, poniendo en una situación complicada al elenco dueño de casa antes del descanso.

Y por si fuera poco, un contraataque perfecto conducido por Strootman terminó con un disparo cruzado de Florenzi, fuerte, raso, imparable, que ponía el 0-3 en el minuto 44 y ratificaba a Roma aún más en el liderato 

Ya en el segundo tiempo, Inter salió a matar o morir. Sustituyó a Álvaro Pereira por Mauro Icardi y fue decidido por la remontada, pero fue Roma quien pudo sentenciar en los primeros instantes con un remate de media vuelta del mismo Florenzi que sacó Handanovic.

Los de Walter Mazzarri, de la misma manera que en el primer tiempo, dominaron el balón, pero no estuvieron acertados a la hora de la construcción y provocaron los constantes contragolpes del equipo visitante, que demostró hoy tener en ese aspecto su mayor virtud en esta temporada.

El marcador central Ranocchia convirtió el que podría haber sido el 1-3, pero el árbitro anuló correctamente el tanto después de que el defensor le sacara el balón de las manos a De Sanctis, cuando lo tenía asegurado en el área chica.

En los últimos 20 minutos, Inter puso toda la carne en el asador y ubicó a Milito en el centro del ataque, pero manteniendo a Palacio e Icardi, con lo cual pasó a jugar con tres delanteros, comandados por Ricky Álvarez, otro de los jugadores ofensivos.

Con todos arriba, Roma pudo marcar el cuarto en otra de sus peligrosas réplicas, pero Gervinho se durmió al encarar a Handanovic y perdonó el tanto que hubiera significado una goleada escandalosa. En conclusión, fueron tres enormes puntos para un conjunto romano que no sólo suma la victoria, sino que demuestra su poderío de líder en un estadio como el Giuseppe Meazza.

Relacionados