thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 31 de agosto de 2014
  • • 15:15
  • • Estadio Libertadores de América, Avellaneda, Provincia de Buenos Aires
  • Árbitro: F. Rapallini
2
F
1

Mancuello fue clave en la remontada del Rojo.

Independiente venció 2-1 a Racing y se quedó con el clásico de Avellaneda

Mancuello fue clave en la remontada del Rojo.

Telam

La Academia empezó ganando con gol de Milito, pero el Rojo lo dio vuelta en dos minutos que fueron fatídicos para los de Cocca. Respira Almirón.

Se vivió con la intensidad de un clásico. Independiente y Racingse jugaban más que la gloria que significa vencer al rival histórico. El Rojo necesitaba afirmarse tras un inicio de torneo irregular que dejaba más dudas que certezas; y la Academia tenía la oportunidad perfecta para demostrar que podía ser uno de los animadores del campeonato.

El gran beneficiado fue el equipo de Almirón, que empezó la tarde de la peor manera y comenzaba a recibir los insultos desde la tribuna, pero que logró dar vuelta la historia y terminó festejando un triunfo por 2-1 ante su gente, en el primer clásico después de su paso por la B Nacional.

El gol de Milito a los 13 minutos fue un duro golpe para Independiente. Centurión se lució con una jugada por izquierda y metió un centro preciso para que el delantero defina ante la salida del arquero Rodríguez. Pero en dos minutos fatídicos, Racing se quedó con las manos vacías.

Mancuello fue el protagonista principal de la remontada del Rojo. A los 24’, con un tiro libre que Penco empujó con lo justo en el área y a los 26’, convirtiendo frente a Saja, tras un centro del Rolfi Montenegro. Y por si fuera poco para el visitante, Bou tuvo que ingresar en lugar de Milito, quien se retiró con una molestia en la pierna derecha.

Racing tenía la responsabilidad de ir en busca del empate en el complemento, mientras que Independiente se dedicó a cuidar el resultado. Sin embargo, el local complicó a Saja con salidas rápidas y el arquero de la Academia terminó evitando chances claras de Mancuello, Tula y Pisano.

Los de Cocca intentaron hasta el último minuto, pero la historia estaba escrita. Independiente golpeó en el momento justo y logró un triunfo que puede convertirse en un golpe anímico fundamental en el torneo. Racing, en cambio, nunca pudo reponerse del golpe y volvió a desilusionar a los hinchas, que esperaban una victoria para prenderse en la pelea. Un clásico con todas las letras.

Artículos relacionados