thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 2 de noviembre de 2013
  • • 20:20
  • • Estadio Juan Carmelo Zerillo, La Plata, Provincia de Buenos Aires
  • Árbitro: M. Giannini
1
F
3

Racing le ganó a Gimnasia en el Bosque

Racing le ganó a Gimnasia en el Bosque

FotoBaires

El equipo de Mostaza Merlo logró su segunda victoria consecutiva, y como visitante, gracias a dos goles de Vietto y uno de Campi. Pereyra había descontado para el Lobo.

A juzgar por la primera media hora de Racing, el cambio tras la llegada de Mostaza Merlo no es solo actitudinal. En los dos goles que le metió a Gimnasia se vieron jugadas preparadas de pelota parada, algo que escaseó durante el extenso ciclo de Luis Zubeldía y el efímero paso de Carlos Ischia. En un fútbol trabado en el que abundan los centros al área, quien haga la diferencia en la pelota parada tiene serias chances de ganar o de, por lo menos, inquietar al arquero rival.

Cuando los jugadores se mueven, los espacios aparecen, y eso parecieron entenderlo a la perfección los dirigidos por Merlo, aunque la velocidad de los que atacan es inversamente proporcional a la de los que defienden y por eso el Lobo lastimó en cada contraataque. Claro, si esto le pasa a la Selección Argentina, que tiene a los mejores y cuyo técnico tiene la facultad de elegir distintos jugadores para cada partido, cómo no le va a suceder al humilde Racing, que lucha por abandonar el vergonzoso último puesto. La enorme diferencia entre estos casos, es que la delantera no es igual de punzante. Racing concreta un bajo porcentaje en relación a lo que genera y, en contraposición, una importante cantidad de ataques profundos del rival termina en gol siempre y cuando no aparezca san salvador Saja.

El problema, es cuando Racing comienza a parecerse a Racing. Cuando el temor aumenta y la desfachatez disminuye, cuando en lugar de tocar e ir a buscar, se elige el pelotazo a cualquier lado porque viene un rival corriendo. Ahí es donde creció Gimnasia, que no había hecho nada en el primer tiempo pero a sabiendas de las falencias defensivas de la Academia siguió buscando por los costados. Por eso el segundo tiempo tuvo la paridad que no se había visto en el primero, y se generó un ida y vuelta en el que cualquiera podría haber convertido. Sin embargo, el único que capitalizó fue Vietto tras un desborde de Viola y con su doblete empujó a Racing a su segunda victoria consecutiva.

Artículos relacionados