thumbnail Hola,
En vivo

Prim B Nacional

  • 4 de mayo de 2014
  • • 15:00
  • • Estadio 23 de Agosto, San Salvador de Jujuy, Provincia de Jujuy
  • Árbitro: P. Lunati
1
F
0

Independiente no encuentra el rumbo.

Independiente perdió con Gimnasia (J) y desperdició la chance de volver a zona de ascenso

Independiente no encuentra el rumbo.

Télam

El Rojo fue superior pero no estuvo fino en la definición y vuelve a complicarse en la tabla. Tula tuvo una distracción imperdonable para lo que se juega el equipo de De Felippe.

Independiente está en un momento delicado. Lo saben los hinchas, la dirigencia, el técnico, los jugadores y cualquier persona que tenga un conocimiento mínimo del fútbol argentino. Nadie en su sano juicio puede pensar que los responsables de devolver al Rojo a Primera no entregan todo para lograr el objetivo, pero hay que decir que a veces lo disimulan muy bien.

El conjunto de Avellaneda se encontraba ante una chance inmejorable de volver a la zona de ascenso, gracias al triunfo de Crucero del Norte frente a Instituto. El primer tiempo fue mediocridad, con dos equipos que no generaron emociones. Pero en el complemento se vieron las intenciones del equipo de Omar De Felippe, que salió decidido a buscar los tres puntos ante un equipo que pelea por no descender.

Pero en el mejor momento del Rojo, una irresponsabilidad de Tula volvió a dejar a Independiente en estado crítico. ¿A quién se le ocurre acomodarse las medias en la previa de un tiro libre en contra? Ni al peor defensor del picado del barrio. Y mucho, mucho menos si lo que está en juego es nada menos que el ascenso de uno de los equipos más grandes de la Argentina.

Pero el defensor se agachó para acomodarse las medías, -sí, lo repito para que quede claro- y perdió la marca de Quiroga, quien cabeceó solo y marcó el gol del triunfo de Gimnasia. El centro fue perfecto y el cabezazo, certero. Quizás, si Tula hubiera prestado la atención que merecía la jugada igualmente hubiera perdido ante el jugador rival. Pero eso no le quita ni una pizca de responsabilidad.

Porque por esa jugada, Independiente volvió a dejar pasar la chance de estar entre los primeros tres equipos de la tabla. El desconcierto de los últimos meses también pareció afectar a De Felippe, un técnico cuya capacidad y templanza no está en discusión, pero justamente por eso es que no se entiende que haya elegido a Miranda para intentar dar vuelta el resultado. El Rojo fue mejor, pero otra vez se quedó a medias… y el futuro parece cada vez más desalentador.

 
   


Relacionados