thumbnail Hola,
En vivo

Premier League

  • 2 de noviembre de 2013
  • • 12:00
  • • Craven Cottage, London
  • Árbitro: L. Probert
  • • Espectadores: 25700
1
F
3

Robin Van Persie marcó el segundo gol de Manchester United.

Manchester United venció a Fulham

Robin Van Persie marcó el segundo gol de Manchester United.

Getty Images

Manchester United tuvo un primer tiempo arrollador y venció a Fulham. Los Red Devils quieren demostrar que están para pelear por la punta.

Un primer tiempo arrollador y que no dejó dudas fue suficiente para que Manchester United derrotara a Fulham en condición de visitante. Con goles de Valencia, Van Persie y Rooney en los primeros 45 minutos, los de Old Trafford marcaron la diferencia y mostraron más claridad en su juego, tal como en el pasado.

Las dudas del United en defensa persisten, al equipo de David Moyes todavía se le acercan con demasiado peligro, pero hoy su línea de atrás tuvo un buen funcionamiento y los ataques de Fulham quedaron en eso, simples ataques.

Por eso Manchester United aprovechó su poder ofensivo y en la misma semana en la que Moyes había dicho que Van Persie y Rooney eran los mejores del mundo, ambos marcaron y con otro gol de Valencia, firmaron una clara diferencia que fue clave en el resultado final.

La segunda parte fue distinta. El United mucho más relajado salió a la cancha con un par de modificaciones y aunque no quería perder el dominio del encuentro así sucedió. Poco pudieron hacer Fellaini y Kagawa, que entraron al inicio de la etapa complementaria, para seguir aumentando la diferencia, por el contrario, Fulham reaccionó y descontó tras una pelota quieta.

Y aunque hubo más ocasiones para que el marcador fuera un poco más apretado, los delanteros de Fulham, comandados por Dimitar Bervatov, no supieron aprovechar las fallas que sigue presentando la defensa roja.

El triunfo le da al equipo de Moyes un poco más de tranquilidad y aunque se sabe que deberá seguir trabajando, está un poco más cerca de la parte alta de la tabla, a la que si quiere llegar, no debe seguir perdiendo puntos ni en casa, ni como visitante, pues los punteros pueden marcar una diferencia inalcanzable.

Artículos relacionados