thumbnail Hola,
En vivo

Premier League

  • 17 de abril de 2013
  • • 16:00
  • • Craven Cottage, London
  • Árbitro: M. Dean
  • • Espectadores: 25002
0
F
3

Goleada con sabor a Champions

Goleada con sabor a Champions

Getty Images

Un Fulham matemáticamente salvado recibía a un Chelsea que sigue en la pelea por lograr la tercera posición que le dé acceso directo a la Champions la próxima temporada.

Derbi londinense el que hemos vivido hoy. Un derbi cargado de historias y de odio atávico entre ambos vecinos del barrio de Fulham. Y hoy se han cumplido otros dos momentos históricos para añadir a la larga leyenda del “SW6 Derby” (llamado así porque ambos clubes comparten el mismo código postal: SW6) pues David Luiz cumplía 100 partidos con la elastica “blue” y un tal Frank Lampard llegaba a los 600 partidos partidos defendiendo los colores del Chelsea. Si bien es cierto que en los últimos años las diferencias entre clubes han ido bajando la competitividad de estos encuentro, un derbi es un derbi y así lo viven en Londres.

Empezó atacando el Fulham, guiado por un activo Karagounis que distribuía el juego del equipo de Martin Jol mientras el Chelsea se dedicaba a esperar bien guardado atrás y amenazar de vez en cuando la puerta de Schwarzer con el desborde y la calidad de Mata y Hazard y la continua movilidad de Torres en la punta. Y así transcurrió la primera mitad, entre idas y venidas de ambos conjuntos hasta que David Luiz marcó uno de los goles más preciosos de lo que va de Premier: el brasileño suelta un zapatazo brutal desde unos treinta metros directo la escuadra del arco del Fulham. Sencillamente un golazo.

Desde el gol se creció el Chelsea y se vino arriba, presionando más a Karagounis y desarmando el ataque de los de Jol. Y en estas que Lampard lanzó una falta lejana, como a veinticinco metros del arco con una virulencia y potencia tal que Schwarzer solo alcanzó a despejarla a córner. Y más porque se la encontró y le dio entre la cara y el hombro que porque quisiera hacerlo. De ese córner vino el 0-2 para el Chelsea, obra de Terry, que cabecea a gol el centro de Mata tras sacar en corto el córner. La tímida reacción que había tenido en Fulham intentado irse arriba y buscar a Berbatov (muy lejos del nivel que tuvo en el United) se vio frenada con este tanto y poco más hubo hasta que ambos conjuntos se fueron a los vestuarios.

El segundo periodo arrancó con un Chelsea que no quería que se le fuera el partido y evitar la posible reacción del Fulham. Aunque, mediada la segunda parte casi hace el primero el Fulham con un remate de cabeza de Senderos que saca en la linea su propio compañero Petric en un fallo terrible del delantero. Ante este amago el Chelsea se fue arriba y, en otro saque de esquina, Torres cabecea el centro de Mata en primera instancia aunque termina siendo Terry el que empuja la pelota al fondo de la red y logra un doblete nueve años después del último. 0-3 y ahí se terminó el partido. El Fulham intentaba hacer cosas pero le faltaba o la fe o la calidad para amenazar a Cech.

Se llevaron los de Benítez los tres puntos de Craven Cottage en un partido en que solamente tuvieron que mostrarse serios en defensa y acertado en ataque y haciendo valer la diferencia de calidad evidente que hay entre ambas plantillas. Unos puntos que colocan al Chelsea en la tercera posición de la Premier y les hace depender de sí mismos para lograr estar la próxima temporada en la Champions League.

Artículos relacionados