thumbnail Hola,
En vivo

Clasificación Mundial África

  • 13 de octubre de 2013
  • • 10:00
  • • Addis Ababa Stadium, Addis Abeba
  • Árbitro: N. Alioum
  • • Espectadores: 22000
1
F
2

Emmanuel Emenike gritó los dos tantos de los nigerianos

El partido de las polémicas

Emmanuel Emenike gritó los dos tantos de los nigerianos

Getty

Por la ida de los playoffs de las Eliminatorias africanas, Nigeria venció 2-1 a Etiopía en un duelo que tuvo dos 'goles fantasmas': uno anulado; el otro, el tanto de los locales.

Las Eliminatorias africanas entraron en su etapa final. Las cinco selecciones que representar´án a la CAF en el Mundial de Brasil 2014 saldrán de los cinco cruces de la tercera y última fase que comenzó el sábado con los triunfos de Burkina Faso sobre Argelia y Costa de Marfil ante Senegal, y continuó el domingo con la victoria a domiclio de Nigeria frente a Etiopía, en un encuentro con un par de jugadas polémicas muy similares.

Los locales dominaron a las Águilas Verdes desde el inicio del encuentro, pero no estaban finos en al definición para abrir el marcador. Y cuando sí lo estuvieron, las dudas del árbitro pudieron más.

El primer gol fantasma se dio durante el primer tiempo, cuando Salahdin Said definió ante la salida del arquero y Godfrey Oboabona, cayéndose, la sacó sobre la línea, según vio el árbitro camerunés Neant Alioum. El reclamo de los locales no bastó para convencer al juez ni a su asistente de cobrar lo que no habían visto. La jugada en cuestión, aún con las repeticiones de la televisión, no queda clara.

Ya en el complemento, se dio otra situación similar, pero con desenlance opuesto. Behalu Assefa metió un centro defectuoso desde la izquierda, la pelota hizo un efecto raro y se dirigió directo al arco nigeriano, donde Vincent Enyeama, claramente, alcanzó a tomarla justo antes de que ingrese. Sin embargo, esta vez sí, el árbitro cobró lo que no vio y los locales se pusieron en ventaja.

Aunque había hecho más durante lo que iba de partido y merecía ir ganando, el tanto del seleccionado de Etiopía fue completamente injusto ya que el balón no entró en absoluto. Por eso, cuando diez minutos más tarde, con un remate larga distnacia, Emmanuele Emenike firmó el 1-1, el resultado pasó a ser inmerecido pero tal vez justo por cómo se habían adelantado los locales.

Parecía que terminaría en empate, pero apareció nuevamente Emenike para cambiar penal por gol a los 85' y darle así a las Águilas Verdes una victoria probablemente exagerada por el juego exhibido, pero que, de cara a la revancha en tierras nigerianas, significa un gran paso rumbo a Brasil 2014.

Artículos relacionados