thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 11 de agosto de 2012
  • • 14:00
  • • Estadio Ciudad de La Plata, La Plata, Provincia de Buenos Aires
  • Árbitro: D. Abal
0
F
2

A River la lluvia sí lo inspira

A River la lluvia sí lo inspira

El Millonario consiguió sus primeros puntos en la vuelta a Primera con dos goles de Rogelio Funes Mori. Poco fútbol y mucha agua en La Plata.

Bajo una lluvia torrencial se enfrentaron este sábado Estudiantes y River. El encuentro se disputó en el Ciudad de La Plata. Discreto encuentro de ambos equipos, aunque el visitante, más certero y oportunista, se llevó los tres puntos.

El primer tiempo careció de jugadas de riesgo. Ambos equipos extremaron cuidados, y las condiciones del terreno conspiraron incluso con la idea de correr riesgos en las salidas. Abundaron las pelotas largas, y solo hubo dos jugadas que pudieron abrir el marcador. Un cabezazo de Trezeguet, bajando un centro-despeje de 40 metros con gran prestancia, desactivado sin mayores dificultades por Justo Villar, y un claro penal no cobrado por el juez Abal, tras una falta de González Pirez a Maximiliano Núñez.

Sin embargo en los primeros minutos del complemento, el partido tomó otro curso. Trezeguet se vistió de pasador para dejar mano a mano a Lanzini primero, quien intentó definir por encima de Villar aunque su remate fue muy suave, y a Rogelio Funes Mori después. El delantero recibió una pared exacta del franco-argentino, le ganó en el cuerpo a cuerpo a Desábato, y remató, algo incómodo, al cuerpo del arquero Pincharrata, Pese al fallo, el rebote lo favoreció y, con el arco vacio, abrió el marcador.

A partir de allí, el trámite del partido cambió. River le cedió terreno y pelota al local. Y cuando se presumía que Estudiantes se acercaría a Barovero, llegó el segundo gol del Mellizo Funes Mori. Desábato intentó un pase por bajo, pero la pelota rebotó en Ponzio, quien involuntariamente habilitó al delantero. En esta no falló el pibe, y le puso cifras definitivas al marcador.

El partido se fue cerrando, y Estudiantes prácticamente no logró llegar con riesgo al arco rival. River se sintió cómodo con la ventaja, y a partir de ella construyó la diferencia. Pero en el desarrollo del juego no fue mucho más que su rival. River golpeó en los momentos justos, y Estudiantes cayó a la lona muy rápido.

En el debe ambos entrenadores se llevan las mismas tareas pendientes. La incapacidad para hilvanar jugadas asociadas, el poco peso en la zona de gestación, preocupan a futuro, 


Seguí a JM Arizmendi en

Relacionados