thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 25 de agosto de 2013
  • • 21:15
  • • Estadio Ciudad de La Plata, La Plata, Provincia de Buenos Aires
  • Árbitro: D. Ceballos
2
F
0

Chau Duván, bienvenido Guido

Estudiantes se hizo fuerte en La Plata, no dejó de presionar un minuto y se llevó por delante a un Boca sin ideas, para ganarle 2 a 0 con dos goles de Guido Carrillo

Cuando se conoció la noticia de la ausencia de Juan Sebastián Verón, todo indicaba que Estudiantes lo extrañaría por demás. Pero el equipo hizo todo para que no se notara y en base al sacrificio, superó a Boca por 2 a 0 con dos goles de Carrillo y se ubicó como escolta en el Torneo Final.

La fría noche platense tuvo un primer tiempo donde se repatieron el peligro y el control de la pelota. Desde los primeros minutos y más allá del intento Xeneize de capitalizar el juego, el Pincha se hizo dominador y eligió a Correa y a Luna para atacar por las bandas. El exSan Martín de San Juan tuvo la más clara ingresando por el medio, con un remate que pasó muy cerca del palo de Orión.

Los quince minutos finales fueron propiedad del equipo de Carlos Bianchi. Sánchez Miño empezó a avanzar y de sus pies salió la pelota que el Burrito Martínez controló, remató y Desábato salvó sobre la línea con el pecho. Y luego fue él quien remató, para que Rulli se luzca y desvíe.

Por un error de Orión pudo llegar el tanto de Desábato, pero su cabezazo se fue alto. Estudiantes fue un equipo la primera media hora, similar al que fue contra All Boys mientras estuvo Verón en la cancha. Sale por abajo y encontra en Gil Romero y Damonte dos que saben controlarla. Boca por su parte levantó su nivel en los quince finales, justo cuando Riquelme se encontró con la pelota.

La segunda mitad había comenzado más sucia que el final de la primera, con poca claridad en los avances. Sin embargo, en ese desorden encontró el Pincha la ventaja, con un centro de Luna mal rechazado que le permitió a Guido Carrillo sacar un remate violento desde la medialuna que se metió contra el palo izquierdo del arquero Xeneize.

Después del gol, Boca salió lógicamente a buscar la igualdad y se encontró con un Pincha compacto, bien en la marca escalonada y que le cerró todos los caminos sobre todo cuando atacaba por el medio. Cuando el reloj marcaba 25 minutos, Insúa pudo escaparse por izquierda y cuando Blandi iba a definir, Rulli logró la atajada del partido cubriendo su arco, y en el rebote Martínez la envió muy alto.

A partir de aquella jugada, los de Bianchi parecieron resignarse y volvió la superioridad física y táctica de Estudiantes, que trabajó en cada metro de la cancha, recuperó la pelota con el ingreso de Román Martínez y contó nuevamente con chances de extender el marcador, sobre todo un remate de Carrillo similar al gol que esta vez sí retuvo Orión.

Cuando el partido llegaba a su final, Diego Ceballos vio una falta de Díaz sobre Damonte y fue Carrillo, la figura del partido, quien transformó el penal en gol para el 2-0. Sólo quedó tiempo para la expulsión de Burdisso por doble amarilla, tras golpear en la cara a Mariano González.

Merecido el triunfo de Estudiantes más allá de lapsos de paridad, ya que supo manejar el partido excepto en los momentos donde decidió dejar que Boca lo ataque y a su vez presionarlo para que no prospere. Buen partido de Correa, excepcional Rulli con su atajada y mucha intensidad en todas las líneas. El Xeneize nunca pudo salir de la telaraña táctica y demostró que a la hora de atacar no cuenta con demasiadas variantes.

Artículos relacionados