thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 14 de abril de 2013
  • • 16:10
  • • Estadio Brigadier General Estanislao López, Ciudad de Santa Fe, Provincia de Santa Fe
  • Árbitro: D. Herrera
2
F
1

Colón venció con el último aliento

El Sabalero derrotó a Vélez por 2 a 1 luego de arrancar en desventaja. Rescaldani abrió para la visita, mientras que Urribarri y Curuchet marcaron para el vencedor.

Es difícil juzgar el desarrollo de un partido cuando el marcador se abre rápido y cuando se cierra en tiempo de descuento. Antes de los cinco minutos Vélez tuvo un penal que Ezequiel Rescaldani cambió por gol cuando el partido ni se estaba armando. Era 1 a 0 para el Fortín y pareció que por las limitaciones de su rival a lo largo del primer tiempo fue justo. También fue justo el gol de Colón que Facundo Curuchet marcó en tiempo de recupero, porque por momentos la visita sobró el partido y en algunos pasajes se retrasó demasiado.

El detalle es que entre estos dos goles hubo un tercero, el de Bruno Urribarri de tiro libre que significó el empate parcial del Sabalero, por lo tanto cabe analizar el partido a partir de lo hecho entre el tempranero gol de Rescaldani y el postrero de Curuchet para aproximarse a una síntesis del partido.

¿Hubiera sido otro el rendimiento de Colón en el primer tiempo de no verse en desventaja tan temprano? Difícil de creer. Porque el Sabalero exhibió lo que mostró a lo largo de esta primera mitad de campeonato: pocas ideas para vulnerar el arco rival a pesar de las ganas. Hasta los veinte minutos el equipo santafesino embistió en busca de la igualdad, pero fue un espejismo. Luego el Fortín a través de Franco Razotti, Gino Peruzzi, y Federico Freire controló el trámite del primer tiempo a su antojo. Se plantó de contra y a partir de la firmeza de su defensa esperó que las ocasiones de gol se presentaran. Es decir, no fue arrollador pero no pasó sobresaltos, ya que el único recurdo que presentaba Colón eran los pelotazos a Rubén Ramírez, el único hombre que era referente de área.

La tónica fue similar al regreso del entretiempo, solo que Vélez se relajó demasiado. Amenazó con algunas llegadas, por ejemplo una de Rescaldani antes de los diez minutos qu se fue desviada, pero también se paró demasiado cerca de su área. Así, fruto de la insistencia, Colón obtuvo un tiro libre que Urribarri ejecutó de manera perfecta para poner el empate. Tras una laguna de algunos minutos Vélez volvió a recuperar el control del partido, y a través de su dispositivo del mediocampo empezó a apretar al local contra su arco, siempre con Rescaldani como referente. El DT sabalero, Pablo Morant, mandó a la cancha para encontrar algo más de fútbol y lo logró en parte, ya que pudo encarar de igual a igual el resto del segundo tiempo, pero tampoco le alcanzaba para desnivelar.

El empate tal vez hubiera sido "justo", si es que tal atributo existe en el fútbol, al menos como premio al tesón del local frente a cierta indolencia por pasajes del visitante, indolencia que sin embargo no quiere decir absoluto desinterés. Porque el gol de la victoria sabalera llegó poco después de que no se entendieran en ataque Rescaldani y el debutante Yamil Asad (hijo del histórico Turco Omar Asad). Y también vino por una distracción a último momento del fondo de Vélez que Curuchet capitalizó con una gran corrida de contrataque primero, y con la insistencia necesaria para agarrar el rebote de Germán Montoya ante su primer tiro y en el segundo intento convertir el 2 a 1 que desató la locura en el estadio Brigadier López.

En suma, ambos hicieron sus méritos y mostraron sus fallas (las de Vélez tal vez se las puede comprender por el hecho de estar preservando titulares para la Copa Libertadores). La ventaja de Vélez llegó cuando no había pasado nada, el empate fue fruto del desarrollo, y Colón aprovechó la inexperiencia de los visitantes para llevarse la victoria cuando ya casi no quedaba margen para novedades.

Artículos relacionados