thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 7 de octubre de 2013
  • • 15:30
  • • Estadio Brigadier General Estanislao López, Ciudad de Santa Fe, Provincia de Santa Fe
  • Árbitro: D. Herrera
0
F
1

Julio Furch apareció en el ocaso del partido para darle la victoria a Arsenal.

Un culto del optimismo

Julio Furch apareció en el ocaso del partido para darle la victoria a Arsenal.

FotoBaires

Arsenal hizo gala de su oportunismo y le ganó 1-0 a Colón con gol de Julio Furch. El equipo de Gustavo Alfaro sigue a tres puntos del líder Newell's.

Los asiduos seguidores del fútbol argentino saben reconocer, por la experiencia en la materia tras años de partidos, cuando un encuentro terminará empatado sin goles. Es cierto, en este maravilloso deporte siempre hay excepciones y una jugada puede destruir ese pronóstico -que pocas veces falla- en un segundo.

Sólo hay un equipo que no aplica en la teoría del 0-0 y ese es Arsenal. Porque como una suerte de estrategia de hipnosis, el conjunto del Viaducto va durmiendo el partido y a su rival de turno, para luego asestarle un golpe mortífero. Es cierto, esta forma de jugar puede fallar o tener alguna falencia en determinado partido, pero ahí aparece el mérito de Gustavo Alfaro, que mentalizó a su plantel de que siempre habrá una chance y hay que aprovecharla.

Efectivamente eso fue lo que sucedió en Santa Fe, ante un Colón que anda a la deriva, con un técnico que tiene más ganas de irse que de seguir, y que sólo por el amor propio sigue yendo hacia adelante. El local, (des)alentado por su gente, que pidió más por una renuncia general que por el bien del equipo, tuvo múltiples ocasiones de ponerse en ventaja, pero en el momento de la verdad, siempre le tembló el pulso.

También le tembló a Julio Furch cuando enfrentó cara a cara a Montoya y pateó a las manos del arquero, pero la física y el optimismo del delantero le dieron instantáneamente una segunda oportunidad, esta vez con el arco vacío, que lógicamente terminó en gol. Y así ganó Arsenal, otra vez, con sacrificio, sigilo y oportunismo. Sin brillar, porque nunca lo buscó, pero con eficacia. La misma que lo pone hoy a tres puntos del líder.

Artículos relacionados