thumbnail Hola,
En vivo

Copa Confederaciones

  • 30 de junio de 2013
  • • 19:00
  • • Estadio Jornalista Mário Filho (Maracanã), Rio de Janeiro, Rio de Janeiro
  • Árbitro: B. Kuipers
  • • Espectadores: 73531
3
F
0

Se probó la corona

Se probó la corona

getty

Brasil aplastó 3-0 al campeón del mundo, se llevó la Copa Confederaciones y le gritó al planeta que es serio candidato a quedarse con el Mundial 2014.

No dejó dudas. Desde el vamos Brasil puso en claro que no dejaría escapar la oportunidad de ganar un título jugando en casa, aunque el rival fuera la campeona del mundo España. La fiesta en el remodelado Maracaná terminó siendo completa. La pentacampeona se alzó con su cuarta Copa Confederaciones y con el valor agregado de haber borrado del campo a la Roja de Vicente Del Bosque.

Pudo haber sido mucho peor para España. Cuando al minuto de juego Fred desde el suelo burlaba la resistencia de un Casillas que no entendía cómo Arbeloa y Piqué perdán al delantero, nacía la idea de un Brasil demoledor y que hasta golear no detendría su ímpetu.


El 1 a 0 de Fred no hizo cambiar de planes a Scolari sino que afianzó la estrategia de incomodar a España haciéndola jugar sin pelota, algo que ante Italia había evidenaciado.

La buena marca sobre Xavi y Busquets dejaba muy expuesto a los defensores que eran los encargados de intentar darle limpio el balón a Iniesta, el único que se desmarcaba. Pero ni Sergio Ramos ni Piqué estuvieron lúcidos en las decisiones con la pelota. Fallaron muchos pases fáciles y Brasil estuvo al máximo en eso de aprovechar cada oportunidad regalada.

Oscar primero y Hulk más tarde, tuvieron el 2 a 0 que a esa altura era merecido. Se esperaba una reacción de la campeona del mundo ante cada definición fallada del local, pero no la hubo. Con Mata, Torres y Pedro absorvidos por la férrea marca de David Luiz y Thiago Silva, Brasil controló todo. Arriba y abajo. Y cuando España soñaba con ir al vestuario para rearmar la táctica apareció Neymar. Y lo hizo a su estilo. Golazo al ángulo de Casillas y con zurda. Faltaba un tiempo pero era otro golpe de los que duelen.

¿Podía reaccionar España? Sí. Tiene todo para esperar que eso suceda. Sin embargo, la actitud de Brasil no mermó y en la primera pelota que intentó triangular España se vio que no habría tal cosa. Fred coronaba la goleada con una definición exquisita y todo sellado. Para colmo España tuvo que soportar cómo Sergio Ramos fallaba un penal que podía darle alguna esperanza que no llegó.

La roja a Piqué (hizo que Neymar muerda el césped) redondeó la mala noche de la campeona del mundo. Pero fue todo mérito de Brasil. La corona de campeón le quedó a la perfección a esta Brasil que dentro de un año deberá romper con esa 'maldición' de los campeones de Confederaciones que al año siguiente no pueden con la Copa del Mundo.

Artículos relacionados