thumbnail Hola,
En vivo

UEFA Liga de Campeones

  • 25 de mayo de 2013
  • • 15:45
  • • Wembley Stadium, London
  • Árbitro: N. Rizzoli
  • • Espectadores: 86298
1
F
2

Arjen Robben fue el hombre de la noche de Wembley, en la quinta de Bayern Munich

El fin de las maldiciones

Arjen Robben fue el hombre de la noche de Wembley, en la quinta de Bayern Munich

-

Bayern Munich es el nuevo campeón de la UEFA Champions League. En la mejor definición de los últimos años, venció 2 a 1 a Borussia Dortmund y conquistó Europa gracias a Robben.

El fútbol da revanchas. Siempre. Y el que no crea en esta sentencia, que mire lo ocurrido en Wembley, donde Bayern Munich se sacó esa pesada mochila que fueron las últimas dos finales perdidas en la UEFA Champions League. O más aún, focalicen en Arjen Robben. El que falló goles imposibles en aquella final del Mundial del 2010, o el penal de la serie ante Chelsea hace doce meses. Hoy es el hombre de Europa.

El certamen más importante del viejo continente brindó la mejor final de los últimos tiempos. Un partido que no tuvo momentos bajos. Donde los arqueros se transformaron en figuras rutilantes. Borussia Dortmund respetando el estilo que lo pone como la nueva sensación del fútbol mundial. Los Bávaros, que esperan a Guardiola, tendrán la dura tarea de mejorar la excelencia que presentan. Y ganó sólo uno porque así es el fútbol.

Teniendo en cuenta la idiosincrasia alemana y dos equipos que se conocen hasta el más mínimo detalle, habiéndose enfrentado hace menos de un mes, se esperaba por una final extremadamente táctica, de estudio y de aprovechar cada movimiento en falso del rival. Nada más lejano fue lo que ocurrió en el primer tiempo, donde los arqueros fueron las grandes figuras.

Después de los primeros minutos de dominio de pelota de Bayern Munich, fue Borussia Dortmund el primero en generar peligro en el arco contrario: primero a través de Lewandowski, luego de Blaszczykowskiy más tarde Reus, en las tres respondió de forma excelente Manuel Neuer.

Y después de los minutos de apriete del equipo de Juergen Klopp, llegó la respuesta Bávara, comenzando con un cabezazo de Mandzukic bien desviado por Weidenfeller y luego dos mano a mano de Robben que detuvo el arquero con el pecho en la primera y con el rostro en la segunda.

El trámite de los primeros 45 minutos fue de puro vértigo, ataques y contraataques constantes y un mediocampo como zona de tránsito ante la velocidad que imprimieron los mediocampistas de uno y otro, siempre apoyados por los laterales y delanteros explosivos, pero sin poder quebrar el cero.

Si alguien esperaba que el segundo tiempo fuera menos intenso se equivocó. Las imprecisiones continuaron para que el duelo sea aún más atractivo y los arqueros siguieran luciéndose ante cada uno de los intentos de ambos.

Y llegando a la media hora, el desnivel: Ribéry que termina habilitando a Robben, quien rompe con el fuera de juego y desde la línea de fondo envía un centro que Mandzukic empuja a la red para abrir el tanteador.

La ventaja no le duró mucho a los Bávaros, porque seis minutos después llegó la dura falta de Dante sobre el abdomen de Marco Reus, un penal indiscutible que Gundogan se encargó de transformar en gol. Con el encuentro 1 a 1, restaban poco más de 20 minutos de nerviosismo que se transformaron en más vértigo y situaciones.

Ninguna de todas las chances de gol fue tan clara como la que tuvo a Subotic de héroe, cuando logró barrerse sobre la línea tras el remate de Müller que Robben se disponía a convertir. Pero el holandés tendría la revancha y el gol de su vida.

87 minutos marcaba el reloj cuando entró como una tromba por el medio, recogió una pelota disputada en la medialuna y con un suave toque de zurda pudo quebrar la resistencia de Weidenfeller, quien había volado unos instantes antes tras un remate de Alaba, como en toda la noche. Robben, el que erró definiciones claras en la final del Mundial ante España, el que falló su penal en la serie frente a Chelsea en la última final, el que había desperdiciado dos oportunidades en el primer tiempo, se transformaba en el rey.

Borussia Dortmund intentó con amor propio sobre el final, pero ya era tarde. El 2 a 1 quedaría sellado en el tanteador final y Bayern Munich se lleva su quinta Champions League, después de los intentos fallidos del 2010 y el 2012. Juup Heynckes cierra su ciclo dejando a los Bávaros en la cima de Europa. Y Pep Guardiola ahora tendrá la dura tarea de mantenerlo ahí.

Artículos relacionados