thumbnail Hola,
En vivo

Serie A

  • 6 de diciembre de 2013
  • • 16:45
  • • Stadio Renato Dall'Ara, Bologna
  • Árbitro: P. Mazzoleni
  • • Espectadores: 21000
0
F
2

Juventus ganó en su visita a Bologna

Juventus ganó en su visita a Bologna

Getty Images

Con cinco titulares en el banco, pensando en el decisivo encuentro contra el Galatasaray, a Juventus le alcanzó para superar a Bologna 2-0. Sigue como único líder.

Juventus consiguió llevarse el partido en el Renato dall’Ara y lo hizo pudiendo rotar a varios titulares indiscutibles, dejando a Antonio Conte bien claro lo que para él y para su equipo significa el partido del próximo martes contra el Galatasaray en Estambul. Ese día la Juve se juega la vida en Europa. Si pierde, se quedará fuera del sueño de la Champions League que, aunque digan que aún no están preparados para luchar por el título, pero la Serie A se le está quedando pequeña y la Champions es el siguiente paso. Ser eliminados a la primera sería una enorme decepción.

Por eso, mientras llega ese partido absolutamente decisivo, es bueno para la Juve seguir sumando victorias en Italia para mantener la distancia con Roma y Napoli por el liderato. No fue en absoluto fácil sacar los tres puntos de Bolonia, en absoluto. Conte introdujo en el once a dos delanteros no habituales, al menos no habituales últimamente, como son Quagliarella y Vucinic. También dio descanso a Bonucci y puso en liza a Ogbonna. Y además, cambió a los dos carrileros por Isla y Peluso. Es decir, medio equipo era nuevo. Pero lo más importante es que falta Andrea Pirlo, y faltará en Estambul y hasta el próximo año, al menos.

El inicio de la Juve fue realmente bueno. Intensa en la presión sobre el rival e incisiva en ataque, aunque con una táctica extraña. Sin Pirlo, Conte optó por colocar a cinco hombres en paralelo como atacantes cuando tenían la posesión los centrales. Pogba se situaba como único mediocentro, muy solo a su alrededor y por él no pasaban los balones, que iban directos de Barzagli y Ogbonna a buscar a los delanteros para crear a partir de sus dejadas segundas jugadas. En una de esas acciones, Marchisio estuvo muy cerca de marcar, el rechace le cayó a Peluso, que la puso en el área perfecta para la entrada de Vidal. El chileno, libre de marca, marcó su cuarto gol en dos partidos, sexto en total.

Bologna es un equipo muy limitado que depende únicamente de la creatividad de Alessandro Diamanti. De sus pies nacen siempre las mejores jugadas de los emilianos, y por eso los jugadores de la Juve, sobre todo Pogba y Chiellini, se encargaron de mantenerlo a raya con continuas faltas, agobiándolo, hasta que al final Diamanti se centró más en esas acciones que en el propio juego. Eliminado Diamanti, Juventus contemporizó y apenas sufrió atrás, y tampoco creó prácticamente ninguna ocasión.

Fue Fernando Llorente, que entró para sustituir en la primera parte al lesionado Vucinic, el que acumuló los mejores momentos de la Juve. Tuvo dos clarísimas para sentenciar, pero en una pecó de generoso y la salida de Curci evitó el gol y después disparó al muñeco cuando estaba solo ante el arquero boloñés. Stefano Piolo, entrenador rossoblu, decidió darle minutos a Laxalt y a Cristaldo para intentar tener más la pelota y, sobre todo, aprovechar más la posesión. Sin embargo, la sensación de impotencia se apoderó del Bologna y no supo responder al dominio pasivo de la Juve. 

Al final, cerca del descuento, Chiellini remató a gol un córner generado y botado por Tévez, que sustituyó a Quagliarella, para poner a la Juventus con su séptima victoria consecutiva en Serie A y en ninguna de ellas recibió un gol.


 

Relacionados