thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 2 de junio de 2013
  • • 18:00
  • • Estadio Alberto Jacinto Armando, Ciudad de Buenos Aires
  • Árbitro: C. Maglio
1
F
1

Un empate que no cambia nada

Boca y Vélez jugaron un buen partido en La Bombonera, pero no se pudieron sacar ventajas. El local tuvo varias chances para ganarlo y jugó mejor.

La eliminación de la Copa Libertadores a manos de Newell's ya había pasado. Ahora, quedaba enfocarse en el Torneo Final, en donde hasta el momento la performance había sido de regular a mala, con el equipo luchando los últimos puestos y lejos de la punta... Esta descripción podría adecuarse tanto a Boca como a Vélez. Y el empate entre ambos en La Bombonera terminó siendo justo, no por lo mostrado por los dos en el partido, sino por lo hecho en el semestre.

El primer tiempo fue intensísimo y con muchas jugadas de gol. Boca arrancó presionando muy arriba y ya al minuto casi se pone en ventaja por medio de un cabezazo de Blandi que se fue por arriba. Vélez no podía salir del asedio y el Xeneize se repetía en la búsqueda por el costado izquierdo, en donde el tándem Clemente Rodríguez-Sánchez Miño se hicieron un festín con Fabián Cubero, que nunca los pudo parar, en especial al joven volante.

Si bien Boca tuvo otras chances para abrir el marcador, fue el conjunto de Ricardo Gareca el que pegó primero, por medio de un gran tiro libre de Insúa. Boca no se amilanó con la desventaja y siguió atacando, con Erviti como creador, Sánchez Miño como ejecutor y Blandi intentando terminr las jugadas. A los 35 minutos, Sánchez Miño hizo una gran jugada por izquierda, cedió para Erviti, que mandó un centro perfecto para la cabeza de Blandi, quien de pique al piso decretó el empate.

El segundo tiempo empezó igual que el primero, con mucho ritmo e intensidad y un Boca con más protagonismo. De todas maneras, Vélez emparejó un poco el trámite y ambos tuvieron jugadas claras de gol. Las más importantes: una de Sánchez Miño, que se la llevó de pie a pie y remató por encima del arco, otra de Blandi, que cabeceó dentro del área chica, pero también afuera, y un mano a mano del Pocho Insúa que rechazó muy bien Orion con los pies.

Sobre el final, Sánchez Miño fue expulsado por un codazo a Romero. Vale aclarar que, minutos antes, Cubero le había pegado una trompada al mismo Sánchez Miño que Carlos Maglio no observó.

El empate no le sirvió a ninguno. Ahora, a Boca le queda la Copa Argentina. Vélez, en cambio, ya piensa en el semestre que viene.

Artículos relacionados