thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 17 de marzo de 2013
  • • 20:15
  • • Estadio Alberto Jacinto Armando, Ciudad de Buenos Aires
  • Árbitro: D. Abal
1
F
1

Empate con el sello de Caruso

Xeneizes y Bichitos empataron en un partido muy discreto. Faltaron por ambos lados ideas de ataque. El punto casi no le sirvió a nadie.

Comenzó de nuevo el camino de Argentinos Juniors. Sin sobrarle nada le sacó un empate a Boca, que una vez más no pudo imponerse como local, mostrando los mismos problemas defensivos de este año, y cierta falta variantes ofensivas, aunque insinuó cierta recuperación para amenazar al rival de turno, sobre todo durante los primeros cuarenta y cinco minutos.

No había pasado demasiado cuando en la jugada de un cóner Ribair Rodríguez recibió un empujón innecesario adentro del área. Santiago Silva cambió penal por gol y el local se dedicó a administrar con calma la ventaja. No arrolló a su rival en busca del segundo grito, pero sí fue superior cada vez que capitalizaba las limitaciones del Bicho para retroceder. Así los pases profundos del Burrito Martínez o de Walter Erviti eran medio gol cada uno. Los dirigidos por Caruso sin embargo tuvieron amor propio para tener unas pocas chances de gol, aunque la más clara no llegó tanto por méritos propios como por un error ajeno. Pasada la media hora Pablo Ledesma se equivocó al tocar corto y al medio en el área de su equipo (un error que parece volverse recurrente en Boca) provocando el desacople que le permitió a Pablo Hernández entrar solo por el punto del penal y sacar un furioso remate que pegó en el travesaño y salió afuera del campo de juego.

Pero fuera de ese incidente parecía que Boca se iba a ir justificadamente arriba al descanso. Parecía...porque en el último minuto de descuento el equipo de La Paternal tuvo un córner a favor. El envío superó al intento de cabezazo de Juan Anangonó, pero nadie logró despejar el peligro y Matías Martínez entró para empujar la pelota y conseguir el empate que cerró los primeros cuarenta y cinco minutos.

El comienzo del segundo tiempo fue muy parecido al del primero. Estudio, pocas ideas de ataque, un poco más de decisión por parte de Boca. Caruso Lombardi ajustó las líneas defensivas para no volver a cometer los errores del primer tiempo y el desarrollo del encuentro se hizo en general tedioso. Envios largos por parte de Boca con poca precisión, pases en el mediocampo de Argentinos Juniors sin profundidad. No mucho más. Cada uno tuvo alguna llegada aislada para definir el partido. El ingresado Marcos Figueroa logró filtrar un pase en el área pero por poco no llegó Anangonó. Algunos minutos más tarde Silva consiguió maniobrar y hacer salir del arco a Ojeda pero después no pudo capitalizar la jugada. En definitiva si se rompía la paridad iba a ser fruto de un error que nunca llegó.

El empate conformó al técnico visitante tal como había anticipado en la semana, y fue un punto que puede ayudar a tranquilizar a Argentinos Juniors de cara a remontar la empinada cuesta que tiene por delante. Boca evidentemente se juega por la Copa Libertadores, aunque tal vez por lo hecho en el primer tiempo mereció un poco más.

Artículos relacionados