thumbnail Hola,
En vivo

Bundesliga

  • 23 de febrero de 2013
  • • 11:30
  • • Allianz-Arena, München
  • Árbitro: M. Fritz
  • • Espectadores: 71000
6
F
1

El Bayern es una máquina imparable

El Bayern es una máquina imparable

Getty

20 minutos tardó el Bayern en adueñarse del encuentro e iniciar su demoledor ritmo que los hace sumar 60 puntos y la 19ª victoria en Bundesliga

Este Bayern asusta. La temporada de los bávaros está siendo inmaculada. La gran distancia con el Borussia Dortmund garantiza otra nueva ensaladera, a falta de 11 jornadas de Bundesliga, salvo una sorpresa. El objetivo de los muniqueses sigue siendo la Champions con un quinto título que se resiste, el cual se ha acariciado con las manos recientemente y que este año parece muy cerca. Porque sólo el Leverkusen y el BATE Borisov, en un octubre negro, han sido capaces de vencer al Bayern. Un equipo que se muestra demiledor, un rodillo rojo que aspira a todo. 

El choque arrancó con un espíritu festivo y con la mirada puesta en los bancos por el homenaje del club bávaro a Jupp Heynckes y por la histórica cifra de Thomas Schaaf, con 750 encuentros en la dirección del equipo de Bremen. Un equipo que comenzó bien su partido en el Allianz, con más oportunidades y peligro ante un Bayern que presentaba cambios en su once inicial para uno de los 'clásicos' del fútbol teutón. El rodillo rojo estaba en fase de precalentamiento y el Werder estaba desaprovechando su momento.

La presión de los muniqueses iba subiendo en intensidad con el paso de los minutos, anunciando la descarga que iniciaba Lahn por la derecha, a los 24', para poner un balón con cuatro posibles rematadores, Robben fue el que finalmente metió la pierna para colocar el primer tanto de la tarde. Acto seguido, una falta botada por el propio Robben permitía a Javi Martínez cabecear el segundo. Thomas Schaaf miraba al electrónico del Allianz Arena para confirmar que antes de la media hora de juego ya llevaba dos goles en contra. El poder bávaro comenzaba a ser insultante, a la altura del ritmo exhibido en esta temporada tanto en Alemania como en competición continental.

El dominio del Bayern iba a encontrar un aliciente extra al filo del descanso con la expulsión del central austriaco Prödl por derribo sobre Mario Gómez. Si el equipo del norte de Alemania había dado la impresión de ir perdiendo fuerza a medida que avanzaba el tiempo, esta tarjeta roja parecía el estocazo definitivo para sufrir en los siguientes 45 minutos.

Como era de suponer, sólo 3 minutos y Mario Gómez aparecía por la derecha para servir a Ribéry al área chica. El checo, revelación de la Euro'12, Theodor Gebre Selassie anotaba en su propio arco para incrementar las desgracias del cuadro de Schaaf en el partido. El Werder se desangraba y más cuando llegaba el cuarto, a continuación, con Ribéry haciendo una vaselina y Mario Gómez remachando. Se invertían los papeles para continuar una fiesta bávara que parecía no tener fin.

El orgullo hizo que el Werder subiera las líneas facilitando la aparición sorprendente de Kevin De Bruyne por ela banda izquierda y así batir a Neuer, segundo gol encajado por el Bayern en todo el año natural. El 'Gigante de Baviera' disputaba con gran calma el resto del choque, con esporádicos fogonazos que hacían del partido un entrenamiento con público y con 3 puntos en juego con un tono relajado que no le impedía seguir engordando el marcador. Ribéry, muy motivado, encontraba el premio con la quinta diana a pase de un imaginativo Lahn y el goleador Gómez ponía de nuevo su firma en el sexto. Una goleada de escándalo que supone otra nueva demostración de fútbol del rodillo rojo.

Artículos relacionados