thumbnail Hola,
En vivo

Copa de la UEFA

  • 11 de abril de 2013
  • • 16:05
  • • St. Jakob-Park, Basel
  • Árbitro: Olegário Manuel Benquerenca
  • • Espectadores: 36500
2
PEN
2

Global 4 - 4, Basel ganó 4 - 1 por penalties

Tottenham falló en los penales y quedó eliminado

Tottenham falló en los penales y quedó eliminado

Getty Images

Basilea de Suiza le ganó 4-1 al equipo inglés en la tanda de penales después de haber empatado 2-2 en el partido.

El fútbol suele deparar, de vez en cuando, noches que nos sirven para recordar por qué estamos ante el deporte más espectacular y maravilloso del mundo. Lo ocurrido en St Jakob Park es buena prueba de ello.

Basilea y Tottenham llegaban al choque de vuelta de los cuartos de final de la Europa League con el 2-2 de la ida. El resultado deslizaba cierto favoritismo para el conjunto suizo, aunque la entidad de su rival nos permitía debatir sobre ello.

Los Spurs, sin Gareth Bale, se plantaron en el campo con la intención de demostrar jerarquía. Dempsey ponía el 0-1 en el minuto 23 aprovechando una buena asistencia de Jan Vertonghen. Pese a todo, el Basilea quiso que la alegría durase poco. En el 27', Mohamed Salah anotaba su primer gol en Europa con el cuadro suizo al rematar un balón suelto dentro del área.

Ya en la segunda mitad, el Basilea terminó de darle la vuelta al marcador con un tanto de Dragovic en el 49', aunque el Tottenham no bajó los brazos e igualó la contienda a diez minutos para el final. Un zurdazo de Dempsey abría las puertas de las semifinales.

Con la prórroga en el horizone, Vertonghen fue expulsado, cambiando así, sin quererlo, el escenario de los treinta minutos extra. Y es que, el Tottenham, que parecía moralmente armado por haber empatado sobre la bocina, se veía obligado a retroceder sus líneas y fiarlo todo a la tanda de penaltis.

Tras una prórroga sin demasiadas ocasiones, la eliminatoria se decidió desde los once metros. El Basilea marcó sus cuatro lanzamientos, siendo el de Marcelo Díaz definitivo. Menos suerte tuvieron los Spurs, que se toparon con Sommer (paró el disparo de Huddlestone) y con la mala puntería de Adebayor, que mandó el suyo a las nubes.

Así las cosas, St Jakob Park mantiene vivo su sueño europeo, mientras que el Tottenham demuestra que no hay gloria sin Gareth Bale.

Artículos relacionados