thumbnail Hola,
En vivo

Clasificación Mundial Europa

  • 26 de marzo de 2013
  • • 14:00
  • • Tofiq Bəhramov adına Respublika stadionu, Bakı (Baku)
  • Árbitro: A. Marriner
  • • Espectadores: 30000
0
F
2

Bruno Alves y Hugo Almeida solucionan el problema

La expulsión del delantero azerí Aliyev ha abierto las puertas del triunfo a la 'Seleçao' con dos goles en superioridad numérica

Portugal llegaba a Azerbayán con la obligación de ganar. Bajo esa presión y con la ausencia de Cristiano Ronaldo, por acumulación de tarjetas, iniciaba en Bakú la contrarreloj lusa por engancharse a la carrera hacia el Mundial. Los primeros pasos de ambos conjuntos fueron temerosos y torpes con más intenciones que buenas acciones. El conjunto azerí, dirigido por el histórico Berti Vogts, ejercía un seguimiento pegajoso a los creadores de juego de la Seleçao impidiendo generar un juego fluido. Además, los locales se desmelenaban cada vez que cruzaban la medular del campo, inocentes a la hora de disparar a puerta pero con un tono amenazante en cada llegada.

La inoperancia en el ataque azerbaiyano era compensada con la anticipación y firmeza en defensa, argumentos definidos por el zaguero Sadygov cuando se lanzaba a ras de suelo para bloquear una pelota a Hélder Postiga en boca de gol y salvar del primero a su equipo, un tanto que también pudo llegar, poco después, con dos acciones a balón parado; la primera, obra de Veloso y una segunda, más clara, que Bruno Alves lanzaba a la cruceta. El ciclo ofensivo de las Quinas concluía con un testarazo de Postiga en el área pequeña desviado por Agayev, demostrando los grandes reflejos del guardameta.

Más acelerado y mordaz entró Portugal al campo en el segundo tiempo. No cabía otra actitud para los hombres de Paulo Bento, quienes además se veían beneficiados con la segunda amarilla mostrada al delantero Aliyev. El partido se ponía de cara para los lusos, a falta de media hora para el final.

A renglón seguido, un tiro de esquina de Moutinho era cabeceado por Bruno Alves a las mallas en una exquisita elevación del central del Zenit. En el primer intento de abordaje, Portugal había hecho diana en el objetivo. La placidez que ofrecía el resultado relajaba el juego, siendo el gol un espejismo dentro de un choque desierto de acciones de peligro que marchaba con un suave viento a favor de los visitantes.

Portugal administraba sus acciones. Otro fogonazo, protagonizado por Coentrao por la banda izquierdo, finalizaba con un buen servicio del lateral madridista a Hugo Almeida para remachar el tanto de la tranquilidad dentro de la peligrosa parsimonia que estaba arrastrando el encuentro que ha terminado suponiendo la tercera victoria de los lusos en el grupo I, momentáneamente situados en el segundo puesto, a falta de lo que hagan tanto el intratable líder Rusia como Israel, candidatos y rivales para que Portugal pueda acudir al Mundial de 2014. Una Seleçao que hoy ha solventado un escollo y ha sorteado un problema, meter presión y vencer fuera de casa sin su estrella, Cristiano Ronaldo.

Artículos relacionados