thumbnail Hola,
En vivo

Copa Libertadores

  • 24 de julio de 2013
  • • 21:50
  • • Estádio Governador Magalhães Pinto, Belo Horizonte, Minas Gerais
  • Árbitro: W. Roldán
2
PEN
0

Global 2 - 2, Atlético Mineiro ganó 4 - 3 por penalties

Atlético Mineiro tuvo su primera vez

El Galo se llevó por primera vez la Copa Libertadores tras ganar en la tanda de penales ante Olimpia. Así, Ronaldinho consiguió uno de los pocos trofeos que le faltaban.

Y la fiesta fue brasileña. Atlético Mineiro se convirtió en el nuevo campeón de la Copa Libertadores tras igualar la serie en dos goles a falta de tres minutos para completar los 90 reglamentarios y luego de un alargue dramático, llevarse el partido en la tanda de penales.

Comandados por un Ronaldinho que logró uno de los pocos títulos que le faltaban a su vitrina repleta de trofeos, el Galo volvió a revertir un 2 a 0 en contra como ante Newell's para luego tener la suerte de su lado en laserie de penales, en la que Víctor fue protagonista quedándose con el primer disparo (se adelantó un metro), y en la que Matías Giménez tiró el suyo al palo justo cuando ya Olimpia no podía fallar.

Antes de los penales hubo un partido en el que Olimpia tuvo claras chances para convertir al menos un gol y complicar aún más al Atlético Mineiro que arrancaba dos goles abajo. El Decano jugó un gran primer tiempo aprovechando el apuro de los brasileños; sin embargo dejó escapar su momento: Bareiro y Silva fallaron frente a Víctor.

No pesaba Ronaldinho, Tardelli no era el punta desequilibrate de otros partidos, pero otra vez la mano de Cuca fue importante con los cambios. Antes, una pifia de Pittoni le permitió revivir al local cuando Jo aprovechó el regalo y de volea venció a Silva. El 1 a 0 desordenó a Olimpia, que entró en pánico. Cuca hizo las modificaciones ofensivas que necesitaba el partido (Rozinei fue importante) y la cancha se inclinó hacia Silva que respondió una y otra vez para convertirse en figura.

Ferreyra pudo haber cambiado la historia cuando, tras superar a Víctor, se patinó cuando solo tenía que empujar el balón hacia la red. No era para Olimpia. No había manera que esa jugada de Ferreyra no terminase en gol, pero pasó. Entonces para ratificar que la historia estaba del lado del Galo, a falta de tres minutos para que terminen los 90', apareció Leonardo Silva por los aires para darle el 2-0 de cabeza y mandar el encuentro a un alargue.

Sin Manzur, expulsado por doble amarilla, se veía que el arco de Olimpia no aguantaría los embates del Galo en el alargue, pero el uruguayo Silva agigantó su figura para negarle el triunfo al local en cada llegada de peligro y fueron muchas. Cada ataque local fue de gol. Pero Olimpia aguantó y ya había olor a mística dando vueltas por el Minas Arena, una mística que se fugó cuando empezaron los penales. Atlético Mineiro fue campeón y Ronaldinho se llevó la copa que le faltaba. La fiesta y la alegría fueron todas brasileñas.

Artículos relacionados