thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 25 de octubre de 2013
  • • 21:15
  • • Estadio Julio Humberto Grondona, Avellaneda, Provincia de Buenos Aires
  • Árbitro: D. Herrera
1
F
1

Torneo Inicial 2013: Arsenal y Gimnasia igualaron 1 a 1

Torneo Inicial 2013: Arsenal y Gimnasia igualaron 1 a 1

Fotobaires

La violencia entre equipos fue una vez más la protagonista, esta vez en Sarandí, para un final escandaloso con cinco expulsados similar a lo ocurrido con Godoy Cruz y Boca.

El fútbol quedó una vez más en segundo plano. Como en Mendoza hace cinco días, el final quedó salpicado por dos equipos, sus suplentes y colaboradores a plenos golpes por una discusión. Antes, Arsenal y Gimnasia empataron 1 a 1, pero la crónica de fútbol quedará como una mera anécdota.

Desde temprano que el Arse pensaba en una fiesta completa. Con el empate de la Lepra ya sabido y pese a la amenaza de Boca, el plantel entraba a la cancha y era recibido con fuegos artificales para mostrar la Copa Argentina. Pero desde el inicio, el Lobo le propuso su juego de presión en el mediocampo, tan similar al propio.

Pero la pelota parada es prácticamente un penal para los de Alfaro y así llegó el gol. En dos ocasiones había caído en offside tras centros frontales, pero la tercera fue la vencida y Milton Caraglio abrió el marcador. Llegaba la hora más cómoda para el local, dejando que el Tripero realice el esfuerzo. Y si bien tuvo sus chances, tanto con remates largos como centros cruzados, para el Tripero fue inútil ante Campestrini y sobre el final de la primera parte casi vuelve a sufrir la potencia ofensiva cuando el Viaducto ataca por alto.

El segundo tiempo encontraba la situación lógica de Gimnasia en busca del empate, metido en el campo de Arsenal. Pero no fue hasta que Troglio mandó a la cancha a Facundo Pereyra, que el 10 encaró a Campestrini y definió de zurda para el 1 a 1.

A partir de ahí, pudo ser de cualquiera. Monetti salvó su arco de un remate de Sperdutti, Mussis reventó el travesaño, Braghieri lo propio con el palo y luego Blengio estuvo a centímetros. Pero para el final quedaba el bochorno: un pique sancionado por la pelota pinchada es jugado rápido por Mussis y Pereyra casi marca el 2 a 1, lo que provocó el tumulto que se fue haciendo cada vez mayor y a partir de ahí nunca se recuperó el control.

Piñas, empujones, colaboradores contra jugadores, técnicos y policía tratando de dispersar y varios minutos de un conflicto similar al de Boca y Godoy Cruz. Todo finalizó con cinco expulsados (Aguirre y Pérez en Arsenal, Mussis, Díaz y García en Gimnasia) y dos minutos de tensa calma hasta el silbatazo final.

El partido de fútbol terminó en empate, pero la lucha libre y el descontrol se quedó ampliamente con esta noche en Sarandí, donde el local desperdició la chance de quedar a un punto del líder y el Lobo sigue sumando con su idea de no sufrir con el promedio.



Artículos relacionados