thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 17 de noviembre de 2013
  • • 21:15
  • • Estadio Julio Humberto Grondona, Avellaneda, Provincia de Buenos Aires
  • Árbitro: S. Trucco
3
F
2

Arsenal volvió a frenar a Boca y le ganó 3 a 2

Arsenal volvió a frenar a Boca y le ganó 3 a 2

Arsenal festejo - Torneo Inicial 2013

El Xeneize ve al Arse y llora. Fue a Sarandí con chances de ser líder y se lleva una merecida derrota, por acordarse de jugar en los últimos quince minutos.

En Sarandí se jugaba una final. O al menos un duelo preliminar para descartar candidatos, desde lo numérico y sobre todo en lo anímico. Fue ésa la batalla que ganó Arsenal, la de la actitud, para quedarse con el 3 a 2 y sumarse de nuevo al lote que lo tiene a Boca, pero alejado y sobre todo desmoralizado.

Los primeros minutos encontraban dos equipos con la misma propuesta de esperarse y ver qué proponía el otro. Así, hasta que Riquelme decidió mover la primera pieza y sacar un remate que obligó a Campestrini. En la respuesta, el Arse no falló y Aguirre de tiro libre abrió el marcador.

El gol dejó mareado al equipo de Bianchi y ante Arsenal no hay peor pecado: Caraglio no pudo en la primera ante Trípodi de cabeza, pero sí con el pie y muchísima categoría, al picarla ante la salida de Trípodi y luego de un rebote. La ventaja pudo ser mayor porque Boca deambulaba por el Viaducto y recién en la última del primer tiempo pudo tener la chance con Riaño, que reventó el travesaño.

El tablero del segundo tiempo veía a la visita reacomodada y el gol de Caruzzo parecía darle comienzo a una nueva partida, pero Arsenal rompió rápido con la ilusión gracias al certero cabezazo de Carrera. La situación era calcada a la de unos minutos antes: el equipo Xeneize negado a la hora de atacar, con el Arse con las chances para cerrarlo pero sin puntería.

El amor propio empujó al equipo de Bianchi a llegar a un nuevo descuento, cuando Claudio Riaño pudo convertir después de varias desperdiciadas. Y si bien Rolle pudo liquidarlo antes, fue el mejor momento de la visita. Superpoblado de delanteros, varios remates de Paredes y un tiro de Gigliotti al palo pudieron darle el inmerecido empate. Pero no fue así.

Arsenal es la bestia negra de Boca. El equipo que en cada "final", se queda con la victoria. El que sabe enfrentarlo, desnudar sus errores y aprovecharlo. Si bien las chances matemáticas están, con cinco puntos de diferencia, para el Xeneize se redujeron drásticamente. Y el Viaducto, con el silencio y el orden como bandera, se mete de nuevo en la lucha.

Artículos relacionados