thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 12 de abril de 2014
  • • 17:10
  • • Estadio Diego Armando Maradona, Capital Federal, Ciudad de Buenos Aires
  • Árbitro: P. Lunati
2
F
1

Argentinos le ganó a Vélez sobre el final y sueña

Argentinos le ganó a Vélez sobre el final y sueña

Télam

El empate estaba cantado pero en la última jugada, Barzola agarró una pelota en área y definió con categoría para encender la ilusión del equipo del Bichi Borghi.

El fútbol argentino es tan parejo que ni siquiera un equipo que suele jugar bien puede lograr imponer sus reglas en todos los partidos. Vélez venía de una injusta derrota contra Racing como local, en un partido en el que había sido el único equipo en la cancha, pero en el campo de juego de Argentinos se le complicó. Tal es así que el Bicho fue un poco mejor en el primer tiempo, pero no le alcanzó para irse al vestuario en ventaja.

No obstante, lo que el equipo de Borghi no había podido plasmar en el resultado en la primera etapa, lo logró en el inicio de la segunda con una aparición en el área de Ramírez entre los dos centrales de una llamativamente endeble defensa fortinera. Como es costumbre en los partidos que se ponen cuesta arriba, el Turu Flores mandó a todos para arriba, hizo cambios ultraofensivos y la estrategia le resultó. Correa y Cubero construyeron por derecha la jugada que derivó en el gol de Roberto Nanni.

Como el empate no le servía a ninguno de los dos, lo mejor del partido se vio después del empate. El local fue en busca de los tres puntos que lo oxigenarían pensando en el promedio, mientras que Vélez atacó sin cesar para lograr la victoria que lo dejara a un punto del líder Estudiantes. El partido se rompió y el medio de la cancha dejó de existir. Verticalidad pura, pero mucha imprecisión, por eso no hubo tantas jugadas claras.

Pero el fútbol es tan maravilloso que siempre hay tiempo para una jugada más. Y sobre el final, a Lenis lo dejaron ir, a Barzola no lo marcaron, y el volante de Argentinos dio cátedra de frialdad acomodando la pelota junto a un palo para el delirio de toda la gente, y del Bichi, que sigue respirando.

Relacionados