thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 3 de noviembre de 2012
  • • 16:10
  • • Estadio Diego Armando Maradona, Capital Federal, Ciudad de Buenos Aires
  • Árbitro: S. Trucco
1
F
1

Argentinos no pudo superar a San Martín de local y el futuro de Astrada es incierto

Argentinos no pudo superar a San Martín de local y el futuro de Astrada es incierto

Argentinos Jrs - SMSJ / FotoBaires

Sebastián Navarro abrió el marcador para el local a los 5' del complemento. Mauro Bogado clavó el empate seis minutos después. Tibio empate en La Paternal.

Ambos equipos comenzaron el juego con la misma exigencia: sumar de cualquier manera para alejarse de los puestos de promoción -para Argentinos-  y de descenso directo -para San Martín-. Pero El Bicho tenía un incentivo más como para ir aún con más fuerza: la situación de su técnico Leonardo Astrada, que no lograba conseguir victorias desde hacía cinco fechas, y tenía un pie adentro y otro afuera.

Por eso, la actitud de los locales fue superior en el primer tiempo. Los delanteros de Argentinos no lograron romper la última línea de defensa de San Martín, no por mérito de los sanjuaninos, sino porque fueron frenados en la mayoría de las jugadas con infracciones. De esta manera, el verdinegro culminó la primera etapa con cuatro amonestados: Bogado, Caprari, Landa y Bustos.

El moreno centrodelantero de Argentinos, Juan Anangonó, fue el más intermitente. Su figura estilizada se impuso entre los centrales visitantes, que se sintieron superados en las pelotas aéreas que le llegaban al ecuatoriano. Él, con más rudeza que astucia, se las ingenió para abrir pelotas a sus delanteros acompañantes, Figueroa por la derecha pero principalmente Barrera por izquierda.

Y así fue como llegó la jugada más peligrosa del local en el primer tiempo. Descarga del 9 a Barrera que desborda por la izquierda y le devuelve la gentileza al extranjero, que no logra conectar con el arco de Ardente de frente, como si fuera un tiro penal en velocidad.

Fue una bisagra el minuto 30, en el cual los jugadores pararon para refrescarse debido a los 29° C que hacía en La Paternal. El agua ingerida por los sanjuaninos pareció una inyección anímica. Volvieron al ruedo con otra actitud, atacando a los centrales improvisados que colocó Astrada  –Garcé acompañando a Sabia- y generando peligro.

La banda izquierda parecía un buen negocio para San Juan, gracias a la buena combinación que lograban el talentoso lateral izquierdo Mas, y la verticalidad de Luna. Así llegó la situación más riesgosa del partido, que no pudo conectar el delantero Osorio, en posición de nueve y sin marca.

Si nos hubieran dicho que el público de Argentinos corearía “Andate Astrada…la la la la, la la lá” en el minuto 7 del segundo tiempo, hubiésemos sospechado que el equipo local arrancaría perdiendo la última etapa. Pero no fue así.

El ingreso del volante Sebastíán Navarro por Capurro, quien salió contracturado, le entregó aire y juego a los de Astrada.  En la primera jugada del complemento, asistió en profundidad a Hernández, quien con un toque sutil intentó superar al arquero, que respondió con una tapada ganapartidos, lanzándose sobre su palo izquierdo.

Cinco minutos después del descanso, con un San Martín ya decididamente posicionado de contra, Navarro aprovechó una pifia de Figueroa tras centro de Anangonó, y remató al arco, con más calidad que fuerza, para lograr la apertura del marcador gracias a un desvío del balón en el cuerpo del defensor Mattia. 1 a 0 Argentinos, y cánticos contra Astrada, que se repitieron una y otra vez a en lo que restó del partido. Insólito por el resultado a favor.

El clima hostil para el local pareció facilitar las cosas para San Martín, quien tuvo reacción inmediata. Comenzó, de la mano de Luna y Caprari, a ejecutar desde lejos del área. El empate llegó gracias a una jugada de estas características. Mauro Bogado, ex jugador de Argentinos, recibió un balón de rebote que con un zapatazo violento la colocó en el ángulo superior izquierdo del arquero Ojeda. Empate del verdinegro, sin festejo del hábil volante por su pasado.

A partir de entonces, las situaciones se parecieron a las primeras de la etapa inicial: forzadas más que con ingenio, con empuje más que con talento. Al final, no pudieron sacarse más ventajas por méritos y errores de ambos equipos.

El final marca un sabor amargo para Argentinos, que alcanza la sexta fecha consecutiva sin ganar, y aún más para su entrenador Astrada, resistido como nunca.

Relacionados