thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 31 de agosto de 2013
  • • 20:15
  • • Estadio Islas Malvinas, Capital Federal, Ciudad de Buenos Aires
  • Árbitro: M. Vigliano
1
F
0

All Boys fue muy superior a Racing, sobre todo en el primer tiempo, y ganó con justicia.

All Boys aprovechó el descontrol de Racing

All Boys fue muy superior a Racing, sobre todo en el primer tiempo, y ganó con justicia.

Festejo de All Boys / Fotobaires

La Academia sigue en su letargo y esta vez fue All Boys el que se benefició: con gol de Roberto Battión le ganó 1-0 después de 35 años y logró su primera victoria en el torneo.

Racing había terminado descontrolado el encuentro ante Lanús por la Copa Sudamericana, de la que se despidió nuevamente en el primer duelo. Sin embargo, en Floresta tenía la chance de revertir su triste presente ante un All Boys que tampoco había ganado en el Torneo Inicial; no obstante la diferencia fue abismal. El equipo de Julio César Falcioni no se caracteriza por ser ofensivo, pero ante la excesiva cautela del conjunto dirigido por Fabio Radaelli le permitió al local adueñarse de la pelota y del terreno desde los primeros minutos.

Las malas vienen todas juntas, y la Academia sufre en carne propia la sed de revancha de los delanteros que dejó ir. Sand, hoy en Tigre, le marcó un gol, y Javier Cámpora enloqueció a la nutrida pero ineficiente defensa visitante. All Boys hizo lo que quiso con Racing. Lo empujó, lo dejó salir, lo movió por toda la cancha, llevó a sus delanteros hasta el área de Saja e hizo volar al arquero, que nada pudo hacer ante el bombazo de Battión. El único error que se le puede reprochar a los de Falcioni es que perdonaron demasiado y una concesión semejante ante un rival tan herido puede volverse peligrosa.

En cuanto a los aspectos meramente futbolísticos para destacar en el local, sobresale la movilidad de Cámpora y el alto grado de interpretación de Mauro Matos para combinarse con el exRacing. Grana fue muy incisivo por la banda derecha porque no tenía a quién marcar, por lo que se combinó varias veces con Maxi Núñez, volante por el mismo sector, y ambos enloquecieron a Ibáñez. Algo similar ocurrió en la otra orilla, con el tándem Bustamante-Colazo.

La lesión de Cahais y el resultado adverso empujaron a Radaelli a modificar el esquema. Por eso entró De Paul y en los primeros minutos del complemento, Racing tuvo mayor actividad ofensiva y Zuculini tuvo el empate pero no definió con demasiada comodidad. Lógicamente, el cuadro de Avellaneda quedó expuesto a los contraataques del local, pero estuvo tan desbordado como en el primer tiempo. El amontonamiento de delanteros, con Regueiro, De Paul, Vietto, Viola y Roger Martínez, llevó a la Academia a apretujar a su rival contra el arco de Cambiasso, pero la falta de ideas y la abundancia de centros, sólo le dieron un tinte dramático al partido, cuando en realidad, salvo por un cabezazo de Viola en el travesaño, todo estuvo bajo control.

Paradójicamente, en este partido Racing tuvo muchos defensores en cancha y marcó mal, mientras que en sus anteriores presentaciones hubo un exceso de hombres en ataque que no produjeron demasiado. All Boys se quedó con una victoria muy valiosa para cortar una racha adversa y la Academiasigue siendo un descontrol.

Artículos relacionados