thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 14 de septiembre de 2013
  • • 18:30
  • • Estadio Islas Malvinas, Capital Federal, Ciudad de Buenos Aires
  • Árbitro: F. Echenique
4
F
0

El All Boys de Falcioni

Solidez en el fondo, presión en el medio y efectividad arriba. Los conceptos de Pelusa que su equipo aplicó para golear a Quilmes por 4 a 0 en Floresta con tres de Mauro Matos.

El equipo de Falcioni. Más que nunca. Este sábado, en Floresta, All Boys encarnó los conceptos base de su entrenador: solidez, presión y eficacia. Le sirvió para golear a Quilmes por 4 a 0. Mauro Matos, autor de tres de los goles, fue el distinto en un partido sin mayores emociones. El cuarto lo convirtió el chileno Gonzalo Espinoza.

Los primeros quince minutos de juego le bastaron a All Boys para marcar el territorio. Ahí se definió el partido. Los roles y las actitudes de cada uno de los equipos. La presión de los mediocampistas locales fue un problema para los volantes del visitante. En el medio prevalecieron los primeros. A los seis llegó la apertura del marcador: gran jugada colectiva en la que participaron Exequiel Benavidez, Nicolás Colazo y Javier Cámpora. Este último mandó un centro perfecto para la entrada de Matos, que le ganó la espalda a su marcador y definió ante la salida de Sebastián Peratta.

Quilmes nunca pudo escaparle al juego que propuso All Boys. Miguel Caneo, el más pensante en el equipo de Nelson Vivas, estuvo contenido, asfixiado. Desde la ausencia del 10, el Cervecero fue incurriendo una y otra vez en desprolijidades en el manejo de la pelota.

No se habían jugado dos minutos del segundo tiempo cuando Matos volvió a convertir. Campora recibió entrando al área, por la izquierda. Peratta salió lejos a atorar al delantero, que la puso por encima del exarquero de Newell’s y de toda la defensa visitante para la aparición del 9 por el otro costado, quien cabeceó al arco vacío.

El tercero, a los 22, otra vez de Matos, también de cabeza, también cara a cara con el arquero rival. El cuarto, a diez minutos del final, lo hizo el chileno Gonzalo Espinoza: un fuerte remate cruzado que entró a media altura.

All Boys ligó todo lo que no había ligado en los seis partidos anteriores. Tiene 9 puntos, pero merecen ser más. Por mala fortuna o errores arbitrales, la sumatoria del Albo no condice con lo que el equipo hizo en la cancha. Hoy se sacó la mufa, no tuvo muchas opciones para convertir, pero las que tuvo no las desaprovechó. Quilmes, que sufrió la expulsión de Luciano Abecasis, también tiene 9.

Relacionados