thumbnail Hello,

El guardameta del León se quedó sin palabras tras el campeonato. El hidrocálido llegó a la cúspide al haber pasado por diversas categorías dentro del futbol

Si un portero sabe de procesos, de ir escalando poco a poco hasta llegar a la meta, es William Yarbrough, el guardameta del León que fue pieza clave dentro del campeonato de la Fiera frente al América.

Su blanca tez, sus ojos azules y su estatura de casi 1.95 cms, han puesto en duda su nacionalidad; sin embargo, el guardameta es oriundo de Aguascalientes, lugar del que emigró para ir a Pachuca a cumplir su sueño: ser futbolista de Primera División. Fue en la Bella Airosa donde comenzó con su proceso futbolístico y en donde fue enviado a diferentes filiales para que fuera tomando confianza.

A León llegó en el 2012, pero fue en la jornada 10 del Apertura 2013 cuando debutó en el Máximo Circuito, desde entonces, no soltó la titularidad.

“En el futbol hay procesos. Tengo que agradecerle a Grupo Pachuca que fue llevándome poco a poco y al profe Gustavo (Matosas) que me tuvo la confianza. Siempre he dicho que el momento llega cuando tiene que llegar”, dijo conmovido el guardameta.

Hoy, Yarbrough consiguió levantar la copa de campeón, junto con los esmeraldas. El título lo dejó sin palabras, pero tuvo algunas para mencionar que el campeonato se lo dedica “principalmente a Dios y a mi familia, a toda la gente que trabaja para esta gran institución y para toda la gente que siempre está apoyándonos”.

Poco le importa a William Paul el ser uno de los porteros que más reflectores han robado dentro del futbol mexicano, pues él sólo piensa en trabajar de manera colectiva para conseguir los objetivos que se planteen.

“Siempre he pensado en defender el arco de mi equipo y nada más, mucho más allá de robar reflectores pienso en defender a muerte a mi equipo”, aseveró.

Haber vencido al América pese a las críticas que se escucharon en torno de la Fiera durante este año, no es motivo alguno para que el campeonato tenga un valor extra, mencionó el cancerbero.

“A mí el campeonato siempre me va a saber igual. Uno siempre va a cometer errores y hay que aprender de eso, pero hay que levantar la cabeza y seguir adelante, que nunca se deja de aprender”.

 

Related