thumbnail Hello,

El sorteo fue aún más caro que los primeros Mundiales celebrados en 1930, 1934 y 1938.

La extravagante ceremonia en Brasil para celebrar el sorteo de los bombos no ha sido una celebración económica.

La organización del sorteo, estiman, costó alrededor de 11MDD, más de lo que llegaran a costar las Copas del Mundo del 30, 34 y 38, los primeros Mundiales celebradas en la historia.

Esto ha dado cuerda a los protestantes que se quejan del gasto exorbitante que se ha realizado para la orgnización de un evento que durará un mes. En la renovación de los 12 estadios mundialistas, y demás gastos necesarios para infraestructura, se dice asciende a los 3.4 billones de dólares.

Joseph Blatter ha dicho al respecto de la fastuosidad del sorteo: “Es una parte integral del gran show que es la Copa del Mundo".