thumbnail Hello,
México a semis... en Sub-17

México a semis... en Sub-17

Getty

En una agónica serie de penales, el equipo mexicano eliminó a Brasil en el Mundial Sub 17 para instalarse en semifinales.

México lo hizo de nuevo. Se la hizo otra vez a Brasil. Con carácter y mucho temple, el Tri sub 17 vuelve a derrumbar mitos y leyendas negativas.

Raúl Gutiérrez lo hace de nuevo. En una época triste, nos recuerdan nuevamente los niños que en ellos está un cambio en nuestro futbol.

Era la revancha brasileña, y una consolidación mexicana ante un rival grande e histórico que suele acomodarse bien al estilo azteca.

La primera parte fue muy peleada y en ciertos instantes, recordó mucho el pasado con otros juegos entre Brasil y México. Los sudamericanos atacando sin pelígro, desesperándose y luego siendo bien contragolpeados por el equipo azteca.

Los minutos iniciales fueron de máximo concentración para México que solía anticiparse bien a Nathan y Mosquito, los dos futbolistas más peligrosos del cuadro brasileño.

Adelante, Díaz, Rivas y Jaímes intentaban enlazar perfecto al frente. Luis Hernández por la izquierda era quien más dinámica ponía.

La jugada de mayor peligro en el primer lapso fue para México. Un contragolpe casi letal del equipo mexicano estuvo a punto de adelantar al Tri, sin embargo, Iván Ochoa no pudo definir un mano a mano con el guardameta sudamericano.

Brasil reaccionó inmediatamente. Indio cobró un tiro libre que sin querer, agarró demasiado efecto y terminó estrellándose en el poste del arquero Gudiño.

La segunda carioca llegó al minuto de esa jugada de Indio. Caio sacó un potente disparo que pasó apenas desviado. Era todo para un primer lapso que ilusionaba.

Ya en el segundo tiempo llegarían los goles de la emoción y por qué no decirlo, los nervios de los penales.

México adelantó líneas a pesar del dominio de Brasil. A los 69 minutos, el arquero Raúl Gudiño realizaba una tremenda atajada a Danilo para darle respiro al equipo azteca.

México tenía la pelota pero no profundizaba. Mientras atrás la defensa agobiada por el insistir de Brasil comenzaba a reflejar cansancio.

Raúl Gutiérrez leyó eso y decidió refrescar el ataque mexicano con Marco Granados en lugar de un corrioso Ulises Jaímes. Apenas le bastó unos minutos al futbolista de Chivas para crear peligro.

Granados recibió una falta por el sector derecho que cobró el Tri para adelantarse en el juego. Iván Ochoa "jaló" un recentro para que con su suave disparo mandara a las mallas el balón.

Todo era felicidad para México. Pero Brasil siempre es Brasil y nunca se le puede dar por muerto. A falta de cinco minutos, Nathan metió disparo que tapó la zaga azteca, pero el contrarremate le volvió a caer al '10' sudamericano para que de zurda igualara el partido.

Todavía en el tiempo agregado estuvo a punto de anotar el cuadro brasileño tras un remate de cabeza que se estrelló en el travesaño.

No había tiempo para más. Y no existían los tiempos extra, así que el empate mandaba directamente a los tiros penal.

Se vivieron instantes de nervio y angustia. Brasil y México tiraron una ejemplar e histórica serie de penales. Un total de 24 disparos se cobraron. Todos los 24 futbolistas que terminaron el encuentro tuvieron que participar, aunque fueran porteros o estuvieran lesionados.

Ulises Rivas puso el nervio al fallar su penal, el tercero de México. Cuando Brasil debía finiquitar con el quinto disparo, Gabriel mandó su tiro a las manos de Gudiño.

A partir de ese instante, Brasil y México se cansaron de tirar y anotar en una muerte súbita no apta para cardiácos.

Al final, cuando ya se había dado la vuelta a los futbolistas y debían volver a tirar cada uno, apareció tremenda la figura de Raúl Gudiño tapando el penal a Mosquito.

Alejandro Díaz, el primero en tirar inicialmente, debía cerrar la historia. Y así lo hizo. El jugador del América engañó a Marcos y México corría de alegría y emoción. El juego estaba finiquitado.

El monarca sigue con vida y se la volvió a aplicar a Brasil. Ahora en semifinales, intentará conquistar el bicampeonato de la mano de un ángel alado: Raúl Gutiérrez.

From the web

From the web