thumbnail Hello,

El cuadro Tricolor se juega la vida frente a un combinado al que no le gana desde hace más de seis años, en una cancha en donde no gana desde hace más de uno.

México no tiene mañana, es ganar o ganar ante Panamá. Algo que fuera de contexto luce relativamente sencillo, reconociendo el potencial y el techo que tienen uno y el otro; sin embargo, una vez que se adentra a la situación deportiva, extra cancha y adyacentes que rodea al equipo Tricolor, se entiende la preocupación que se enfrenta de cara al partido del próximo 10 de octubre.

Agregado a eso, hay una situación más a considerase, y es el hecho de la imbatibilidad del equipo Canalero ante el cuadro Azteca.

Hay que remontarnos hasta el 12 de junio del 2007 para recordar la última vez que México salió avante teniendo como rival a los centroamericanos, en el torneo de la Copa Oro que se terminó perdiendo frente a Estados Unidos. Para remontarnos a la más reciente victoria en eliminatoria mundialista hay que irnos dos años más atrás, al 5-0 propinado en septiembre del 2005.

A partir de aquella victoria, Panamá no sabe lo que es regalar una victoria ante los mexicanos en cuatro cotejos.

Avanzando un par de años más adelante, a la Copa Oro de 2009 que México ganó de manera contundente, Canaleros y Aztecas se enfrascaron en un duelo digno de Concacaf, con Miguel Sabah abriendo el marcador para los entonces dirigidos por Javier Aguirre, y que a la postre sería empatado por Blas Pérez para dejar cifras definitivas.

Pasarían cuatros años para un nuevo enfrentamiento con Panamá, y este año, el 7 de junio se volvieron a encontrar las caras. Un empate a cero que satisfizo al cuadro panameño, no así a los del ‘Chepo’ de la Torre, quienes sólo habían sumado de a tres hasta ese punto una ocasión, ante Jamaica.

Tras la terrible Copa Confederaciones, México se reencontró con el cuadro de Dely Valdés en la Copa Oro, no una, sino en un par de ocasiones.

Primero, en la fase de grupos, Panamá se aprovechó de un patético cuadro Tricolor, que aunque alcanzó a rescatar un empate en la primera mitad, no aguantó la presión canalera y cayó 2-1.

Mismo marcador que se repetiría en las semifinales del certamen, y bajo el mismo patrón. Panamá se puso en ventaja, Luis Montes puso el empate antes del descanso, y en la segunda mitad el cuadro de Centroamérica hizo la hombrada y accedió a su primera final de Copa Oro desde 2005.

No sólo estará ese factor agregado, la presión del Estadio Azteca debe considerarse algo que juega más en contra que a favor, ya que se ha convertido en una olla de presión para los locales, y la afición desesperada empieza a emitir su más que justificada reacción: chiflidos, mentadas y similares. Recordando que México no conoce la victoria en este recinto desde hace más de un año, cuando los dirigidos por ‘Chepo’ de la Torre le ganaron a Costa Rica 1-0, el 11 de septiembre.

Con todo esto de bagaje tendrá que entrar Víctor Manuel Vucetich a tratar de revertir el camino y conseguir lo que en teoría debería ser algo sencillo, el pase al Mundial.

Related