thumbnail Hello,

El futuro de Luis Fernando Tena está más que complicado al frente del cuadro tricolor.

Ricardo LaVolpe previo al Mundial de 2006 aseguró que calificaría 'caminando' en CONCACAF rumbo a la justa a disputarse en Alemania. Con Hugo Sánchez en la sombra, el argentino 'atarantó' hasta el cansancio con una palabra que en este país no termina de comprenderse: Proceso.

Eso es lo que el 'Bigotón' vivió con el Tri. Cuatro años muy complicados que fueron los más relajados en materia de prosperidad deportiva para el Tri. De ahí en fuera, todo ha sido tormenta en un mar que antes, tenía muy poco movimiento.

Los tiempos fáciles se acabaron para la selección. Técnicos como Bora Milutinovic, Manuel Lapuente, Enrique Meza, Hugo Sánchez, Javier Aguirre, Sven Göran Eriksson, José Manuel de la Torre y Luis Fernando Tena lo han entendido a base de golpes y derrotas.

México nuevamente virará en el timón. A unos metros, tan distantes como cercanos de Brasil. Ahí, en plena tormenta, tres nombres surgen para llegar a enderezar un barco que se está yendo a la deriva sin que nadie logre darle rumbo.



Miguel Herrera, actual técnico campeón de México, es la opción más cercana a lo que un día fue Javier Aguirre quien llegó al timón de la selección tiempo después de ganar títulos con Pachuca. Carácter es la principal arma del 'Piojo', algo que hoy, este Tri no tiene.

Resulta complicado que América suelte al entrenador que mejor momento vive. Con él, el Tri podrá tener la explosividad que la gente espera, con un estilo netamente ofensivo, algo que sin duda, hoy el Tri ni por asomo tiene.

Tomás Boy, otro entrenador que gusta por su fortaleza mental aunque deja dudas por su nula historia ganadora como timonel. Le fue bien en Monarcas y Atlas, aunque no deja de ser un volado que en este momento, difícilmente puede darse el lujo de tirar México. El no tener trabajo y ser impulsado por uno grupo de dueños, lo han hecho estar entre la terna de candidatos.

Y Víctor Manuel Vucetich, quien desde un inicio era el candidato número uno al equipo de todos, y que simplemente declinó por no tener certeza en el equipo luego del pésimo ambiente que se respiraba tras aquella fiesta de Monterrey.

El ex timonel de Monterrey es quien más cerca estaría de dirigir a México. El que más méritos deportivos tiene, mayor experiencia y un aspecto fundamental: no tiene trabajo. Por justicia debería ser él, pero, ¿tiene el carácter para revivir a un muerto en vida?



De esos tres ases, saldrá el técnico que dirija a la selección mexicana en la próxima Copa del Mundo de Brasil… claro, siempre y cuando se califique. Penosa realidad actual.

Related