thumbnail Hello,
'Chaco' Giménez y Damián Álvarez, juntos luego de cuatro años

'Chaco' Giménez y Damián Álvarez, juntos luego de cuatro años

Getty

Ambos creativos fueron convocados por José Manuel de la Torre para enfrentar a Costa de Marfil. La última vez que jugaron juntos fue en el Apertura 2009 con el Pachuca

Han pasado cuatro años desde que jugaron juntos y ahora se reencontrarán como compañeros de Selección. Christian Giménez y Damián Álvarez volverán a ser colegas ahora, como mexicanos con el combinado Tricolor. ‘Chaco’ se fue de Pachuca al término del Apertura 2009, Damián al concluir el Bicentenario 2010. Desde entonces no habían vuelto a disputar un solo encuentro siendo parte del mismo equipo.

Ambos futbolistas argentinos se convirtieron en tuzos en el Apertura 2006. En el momento en que se juntaron generaron una química envidiable. En el mediocampo blanquiazul no había otro par que pudiera hacer lo que ellos; eran revulsivos, veloces, certeros, atrevidos, contundentes.

De la mano de Giménez y Álvarez, la oncena de la Bella Airosa consiguió llegar a la semifinal del Apertura 2006, a una final en el Clausura 2007, misma en la que vencieron al América, y a una más en el primer semestre del 2009, en la que cayeron frente a Pumas. Además, levantaron la copa de la Liga de Campeones de la Concacaf en el 2007, 2008 y 2009, y de la Interliga, también en 2007.

Aunado a esto, ambos mediocampistas fueron piezas claves en el campeonato de los Tuzos en la Copa Sudamericana del 2006 en la que vencieron al Colo Colo.

Álvarez comenzó la jugada en la que cayó el primer gol del equipo representativo de Hidalgo, mismo que terminó siendo anotado por Gabriel Caballero, quien fue apoyado por ‘Chaco’, pues éste logró jalar dos marcas para así, dejar solo al ‘Eterno’.

Minutos después, se volvieron a unirse. Esta vez, Damián se quitó a tres, tocó para Andrés Chitiva, quien mandó a centro a Giménez para que pudiera filtrar las redes.

Ese fue el campeonato clave para ambos creativos; desde entonces se encendieron; no había duda de que estaban destinados a romper esquemas dentro del futbol nacional, mismo que una vez más les ha brindado la oportunidad de reunirse y esta vez, enfundados en la playera de la Selección Mexicana.