thumbnail Hello,

Con un marco inmejorable, un gran espectáculo, ratos de buen fútbol y un equipo local que nunca le encontró la forma para ser peligroso, se jugo el Juego de las Estrellas de la MLS

Kansas City. En un marco espectacular, un ambiente inmejorable y la organización en el Sporting Park, las estrellas de la MLS se midieron al AS Roma. En lo futbolístico las acciones fueron divididas, especialmente en el primer tiempo, al final el marcador favoreció a los visitantes (3-1)

El dato interesante, el argentino Erik Lamela no estuvo disponible en Roma, el equipo reportó una lesión, a pesar de que el martes el jugador entrenó con normalidad.

Los italianos comenzaron demostrando el nuevo estilo de juego que quieren implantar, con una presión al rival desde su salida, Michael Bradley ofreciendo el equilibrio y Francesco Totti jugando más recostado a la izquierda que al centro con un ritmo más lento que sus compañeros en lo físico pero una velocidad mental suficiente para dejar mano a mano a tres de los suyos en los primeros 20 minutos.

Las estrellas dela MLS a pesar de contar con varios jugadores de la selección estadounidense que acaba de coronarse campeona de Copa Oro, lucieron incomunicados en e l inicio. De hecho por una falta de entendimiento entre los centrales, a los cuatro minutos Kevin Strootman aprovecha para internarse por el centro y definir ante la salida de Raúl Fernández.

Con ese gol tempranero y otras dos acciones en las que la pelota fue al fondo de la red pero no convalidadas por fuera de lugar, el ambiente se ponía extraño entre los aficionados, que empezaban a pensar en lo peor a pesar de seguir cantando para alentar.

Sin embargo el paso de los minutos le dio al equipo de la MLS la tranquilidad para acomodarse mejor y resolver lo que le planteaba Roma. El asunto es que las acciones se dividieron tanto que el partido en sí se tornó sin mucha intensidad y sin emociones.

La lesión de Graham Zusi fue el evento más importante, el jugador se acercó a su entrenador y le comunicó que tenía problemas en su cuádriceps, inmediatamente se fue de cambio (entro camilo Sanvezzo) y se fue al vestuario con cara de preocupación.

Así terminó el primer tiempo, con un equipo de MLS intentando pero sin poder ser peligroso y la Roma mostrando que está en pretemporada y aunque va construyendo su estilo de juego, por momentos no encuentra como darle salida a su posesión de pelota.

Para la segunda mitad vinieron los cambios en el equipo de la MLS, pero no alcanzaron a entrar en ritmo cuando Alessandro Florenzi ya les había marcado el segundo, terminando por el centro una jugada colectiva.

A partir de ahí los locales intentaron mejorar, la presencia de Donovan ayudó en el mano a mano y en general se vio una mayor presión al rival.

Un par de opciones, no fueron concretadas por el equipo de la MLS, especialmente una que el arquero le tapó a Donovan con un remate de gran potencia. Y en la pena, Roma le hizo pagar la penitencia, Tallo marcó el tercero promediando el minuto 66.

El tiempo que quedó, Roma lo usó jugando a la vieja Roma, esperando que el rival hiciera el gasto, saliendo con pelota larga y aprovechando los espacios. Pero siempre con una presencia en ofensiva de dos y tres hombres al contragolpear.

Y ya cuando se había anunciado un minuto de adición, Omar Ginzález de cabeza capitalizó un tiro libre cobrado por Camilo.

Fue todo, una linda fiesta, un gran escenario, una derrota.

Una o dos opciones más para cada lado fue lo que restó, para que al final Roma se llevara la victoria ante 21 mil 175 espectadores

Related