thumbnail Hello,

En la inauguración del Apertura 2013, Querétaro, Monarcas, Xolos y Atlas nos brindaron un par de juegos muy entretenidos con dos debuts de por medio: Juan Govea y Darió Benedetto.

La inactividad se acabó, y el día de ayer marcó el regreso de la ahora llamada Liga Bancomer Mx. Pocas veces se ha visto un inicio tan espectacular, con dos buenos encuentros en los que nos brindaron opciones de gol, y un ritmo que no parecería de inicio de temporada, sobre todo el Xolos vs Atlas, el cual terminó con un trepidante empate a tres producto de las grandes actuaciones de dos jugadores: Por un lado, Matías Vuoso, quien aportó dos goles y una asistencia al cuadro rojinegro, mientras que Darío Benedetto marcó una tercia de goles en su debut en el balompié azteca, cosa que pocos han logrado.

Los extranjeros que están expectantes del debut en México siempre suelen tener la atención del público sobre ellos, ya sea porque son incógnitas y se busca ver el por qué es que llegó al fútbol mexicano, o caso contrario, llegan con tantas expectativas que la afición tiene deseos de ver si las cumplen. Por lo regular su accionar inmediato es deplorable, excusándose en cuestiones como la poca adaptación tanto futbolística como ambiental, o por cuestiones de falta de ritmo, técnicos, directivos y a veces hasta la propia fanaticada, le solapan los malos arranques al jugador foráneo.

Sin embargo, hay ocasiones en las que el jugador deslumbra desde el primer momento en el que pisa nuestro fútbol, y pone en dudas a todas aquellos que consuelan el mal rendimiento de inicio de torneo que suelen tener los extranjeros. Hoy, Darío Benedetto ha sido uno de esos representantes. Incorporándose tarde a la pre temporada del cuadro dirigido por Jorge Almirón, el ex Arsenal de Sarandí no venía con buenas cartas de presentación de cara al gol; sus características no eran las de un artillero poderoso, así lo dictaminaban: 55 partidos jugados en Argentina, con 12 anotaciones, siendo 7 de esas en 44 encuentros.

Pero esta noche se ha encargado de marcar un cuarto de sus goles totales anteriores en sólo 90 minutos, el Atlas fue su víctima, y aunque no se consiguió la victoria, Benedetto estará encantado con semejante irrupción  al medio mexicano. Aunque esto no significa sinónimo de un buen porvenir, recordando el caso del uruguayo Richard Nuñez. El proveniente jugador del Atlético de Madrid llegó a Cruz Azul en el 2005, y en su debut contra los Tecos de la UAG, Nuñez logró la inconmensurable cifra de cuatro tantos, cantidad que lo hicieron acreedor del apodo “Súper” Richard. No obstante, la carrera del extranjero con La Máquina no terminó de frutificar, y se fue cedido a Pachuca, en donde alzó un campeonato en los mejores seis meses de su carrera por México, ya que posteriormente regresaría a Cruz Azul y después pasaría sin pena ni gloria por el América.

El tiempo dirá si Darío Benedetto se convertirá en un de los mejores de la liga o su brillante debut quedará en el anecdotario del fútbol mexicano, pero lo que es cierto es que la presión de suplir al otrora ídolo de la afición Duvier Riascos no pareció afectarle en lo más mínimo.

Related

From the web

From the web